Síguenos en twitter




Colas

11/01/2015 09:09
Autor:

  • Currently 4.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 4.0/5(10 votos)

El día 7 de enero podíamos leer esta información en Diario de Avisos,

Bajo el titular se cuenta la existencia de un grupo de Facebook que reclama el fin de las aglomeraciones mañaneras en la TF-5, porque:

Aunque las retenciones en la autopista duran ya años, se habían reducido, “quizás por la obra de Padre Anchieta o la puesta en marcha del tranvía, pero desde septiembre hemos notado que han vuelto a aumentar, lo que nos ha llevado a pedir soluciones”.

Si echamos un vistazo al grupo, nacido en noviembre de 2014, podremos leer lo siguiente:

Nuestra finalidad es concienciar y llamar la atención a nivel de las redes sociales a todos los que son responsables de alguna forma de este problema, para que se lo tomen muy en serio y encarguen estudios buscando soluciones, y a todos aquellos que se sientan afectados para que aporten sus ideas y no sus críticas en esta plataforma.
Desde este foro nos atrevemos a exponer algunas posibilidades de mejora a estudiar:
-Que la ciudad Universitaria comience su horario de clases a las 9 horas.
-Que se realicen las obras pertinentes para que un carril en sentido Santa Cruz – La Orotava se habilite en sentido contrario entre las 6 y las 9 de la mañana.
-Pasos de peatones elevados en la rotonda del Padre Anchieta.
-Cambio de horario de entrada al trabajo de algunas grandes empresas.
-Carreteras de desvío previos a La Laguna y al Sur.

La “iniciativa” que proponen desde el grupo es realizar una pitada. Sí como lo leen: anunciar el caos circulatorio de una vía creando contaminación acústica en la misma. No puedo estar más de acuerdo con lo que afirma un amigo:

“Me enternece que haya tanta gente que piensa que los problemas se resuelven sin más que darlos a conocer. “Ir a la radio”, “Ponerlo en Facebook”, “Tocar la pita” son modernos recursos de gestión de conflictos.”

Y ciertamente así es, porque según una de las promotoras de la “iniciativa”:

(…) los creadores del grupo les ha sorprendido el elevado número de seguidores que han logrado en este tiempo y recalcó que el objetivo no es plantear soluciones desde la página “sino incentivar a que se creen desde los organismo responsables”.

La primera fecha propuesta, del grupo que no ofrece soluciones, fue realizar una pitada el pasado 15 de Diciembre. Por suerte no tuvo mucho éxito, sí he escrito “por suerte”, porque según los organizadores “_no tuvo la repercusión deseada debido a la cercanía de las Navidades_”. Debe ser que un 15 de Diciembre la gente es menos propensa a tocar el claxon. Seguro que hay un estudio científico sobre eso.

Pero como la tozudez humana no conoce límites se quiere repetir la experiencia el día 12 de este mes. Igual la cuesta de Enero facilita el uso de los complementos sonoros. La cosa además está teniendo eco en algunos medios de comunicación que han dado cancha a los creadores del grupo. En la citada página de Facebook, por ejemplo, se puede leer a cierta comunicadora de la radio pública canaria escribir:

“Me parece fundamental la.iniciativa (sic) para llamar la atención sobre el problema.”

Fundamental” una pitada. Ese es el nivel. Por supuesto a todos aquellos que muestran su disconformidad con la medida y los inconvenientes de la misma se les conmina a que den soluciones sin más, es decir, el grupo cuyo “objetivo no es plantear soluciones desde la página” solicita soluciones a quienes critican su forma de actuar.

Entre medio, y quizás, o no, por esa cosa de la precampaña electoral, hace un par de semanas podíamos leer esto

(…) se concluye que la causa de las retenciones es el importante número de accesos y su mal diseño, lo que influye negativamente en la capacidad del tronco, disminuyéndola. En sentido Norte, a pesar de ser mayores volúmenes de tráfico, las retenciones son menores porque el número de accesos es menor y presentan mejor diseño. En cambio, en sentido Santa Cruz, pese a que hay menos vehículos, la abundancia de enlaces provoca las retenciones. Por ello, las actuaciones de mejora deben pasar por reordenar este ámbito.

Y este sábado, el presidente de Cabildo de Tenerife iba más allá (ojo al uso del condicional):

(…) modificando el horario de entrada de colegios, institutos y, sobre todo, la Universidad de La Laguna (ULL), según indicó, las colas a primera hora de la mañana podrían reducirse.

Ole, ¿a qué les suena que esto ya estaba señalado anteriormente? Cuando la cola sea a las 8:30 horas, pues nada igual las clases deberían empezar a las 10. ¡A no, qué coincide con la apertura de muchos comercios! Pues a las 11. ¿Por qué no proponer que los centros educativos abran de madrugada. Así no habrá embotellamientos. ¡De locos!

¿Quiere decir que me importa poco que la gente pase una hora y media haciendo cola para hacer un recorrido corto? No, pero la propuesta del grupo me parece egoísta como mínimo. Parece que los propios sufridores de las retenciones no son conscientes de que ellos mismos pueden ser parte del problema y piden soluciones a otros, y es que aunque suena a tontería, el hecho de que se produzcan retenciones es debido a la gran cantidad de vehículos. Carlos Alonso, el presidente del Cabildo, señala como de pasada otra posible mejora: un carril bus. Evidentemente eso no sería la panacea ya que debería ir acompaña igualmente de mejoras en las líneas, precios competitivos, frecuencia suficiente, recorridos optimizados, etc. para que la gente deje el coche y se pasa al transporte público (ese medio de moverse en las islas que algunos ven como para pobres), eso reduciría el número de vehículos y por tanto el tiempo en los desplazamientos. El hecho de que todos los conductores canarios respeten siempre la velocidad, la distancia de seguridad entre vehículos, señalicen correctamente los adelantamientos o realicen sin brusquedad las incorporaciones a los carriles de aceleración y desaceleración y que sea muy raro encontrarse a alguien circulando por el carril izquierdo a 80 kilómetros por hora en una vía de 100 o 120, en definitiva, mejorar nuestra educación y civismo, eso ni siquiera se plantea. O que todos queramos dejar el coche justo en la puesta de nuestra casa, circular sin problemas y poder estacionar también en la puerta del lugar adonde nos dirijamos.

Pero no, la solución fácil y “fundamental” es la pitada, y como comenta otro amigo:

“En 3 de cada 4 coches cuyos conductores se pongan a pitar irá solamente una persona.”

Pues eso.

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [5]

    1. Walter dice:

      El problema de esa dichosa rotonda viene de lejos, de los años 70 y las sucesivas “soluciones” han sido disparates. Por un lado, ha crecido el número de coches y por otro se han cargado sistemáticamente los transportes públicos. Beneficiados: los vendedores de coches. Sigo, se amplían los carriles, con la misma se llenan y se siguen bloqueando. La rotonda pudo haber sido una solución pero no. A alguien se le ocurrió poner una estación de guaguas en el peor sitio y saturó la zona entorpeciendo el tráfico. La rotonda, el problema es que allí confluyen distintas rutas muy usadas y lo peor, es que la mayoría de la gente no sabe usar la rotonda y por donde debe ir, el resultado una lentitud de tráfico desesperante.

      Y claro, los cocheros echan la culpa a los peatones. Como estos no vuelan deben ir por el suelo y molestan. Ha habido pasarelas que circular por ellas daba pánico, pero más da el ir correteando por los pasos cebra sin que algún pirado histérico te lleve por delante entre pitazos e insultos. Ha habido muertos desgraciadamente. Montar pasarela, tendría que ser tipo tela de araña para conectar zonas alejadas. Carísimas y además toda una experiencia cuando llueva y haga viento para el desgraciado que las use.

      Otra circunstancia es que en la zona hay colegios, institutos, facultades, centros de investigación y empresas aparte de viviendas particulares. Y hay mucha gente que va en coche, unos a trabajar o estudiar, otros a llevar los niños al cole y otros transportando. Y sumen guaguas turísticas, guiris perdidos en coches alquilados… Es imposible que no haya atascos, da lo mismo que cambies los horarios de trabajo, los habrá. Es un problema de diseño del lugar.

      En conjunto, aquello se ha ido diseñando con el culo. Hay cosas que no deberían estar donde están, las facultades por ejemplo pero a algún mentecato se le ocurrió lo de la dispersión de campus. A otro, poner una estación en el peor sitio posible. Súmele colegios, gasolineras, etc. y se logra algo que no tiene arreglo ni se va a arreglar con pitadas o haciendo el chorras en facebook o twitter.

      Soluciones imposibles: que la gente use transportes públicos, que vaya andando a colegios y facultades y otras cosas ya absurdas: quitar la estación, trasladar facultades y colegios… Todo imposible tal como funciona el personal y la eterna crisis. Conclusión: ajo, agua y resina: a joderse, aguantarse y resignación. Por supuesto, los mismos o sus descendientes políticos que han montado este cacao correrán a soltar paridas para quedar bonitos. O montar proyectos donde seguir tirando a la basura los millones para alegría de inmobiliarios y constructoras. Y comisionando, claro, faltaría más.


    1. Juan dice:

      Por esa regla de tres una manifestación contra el terrorismo o el gobierno tampoco sirve de nada y también crea contaminación acústica…pero algo hay que hacer no? A mi me parece respetable que esta gente de a conocer un problema que sufrimos muchos, que sus propuestas sean acertadas en discutible pero son solo eso, propuestas. Veo a Canarias Bruta falta de ideas. No se enfaden conmigo ya que vuestro nivel intelectual es superior al mío…


    1. Toño dice:

      Juan, casi todo en la vida tiene solución excepto morirse de lo que no escapa nadie. Tal como funcionan las cosas, ese lugar no la tiene. Llevo más de treinta años pasando por allí, he visto innumerables obras, remodelaciones y todo eso y el resultado sumatorio siempre ha sido igual o sea malo. O ha ido empeorando. Es el problema que se origina por falta de planificación, previsión y visión de futuro y se ha ido tirando a base de parches. Y siempre, declarando que la obra iba a solucionar definitivamente el follón circulatorio. Nunca acertaron.

      En muchas partes de la isla ocurre lo mismo, por ejemplo en todas las entradas a Santa Cruz. Allí los atascos son crónicos y reza para que no llueva fuerte pues se armará el cacao padre. es que el alcantarillado es un desastre…

      En mi opinión la única solución (imposible, claro) es tirar todo abajo, no sólo allí sino en muchas partes de la isla y comenzar de cero. Y como no la harán, pues eso, ir a tocar la pita no sirve de nada.

      Con estas cosas, una manifestación servirá para que el político de turno monte otra obra monumental para que sus amigos se forren con la excusa del “clamor del pueblo”. Y a los días de acabar, otra vez los atascos.


    1. El Oikos dice:

      Completamente de acuerdo con la tesis del artículo. Ojalá me equivoque pero me da la sensación de que no hemos asumido aún que la solución al desmesurado tráfico en la Tf-5 pasa por dejar el vehículo en casa. Esto supone, abandonar esa idea, tan propia del pasado siglo XX (que aún está en nuestro imaginario y, peor aún, en el de las instituciones que gobiernan Canarias), de que limitar el uso del vehículo privado es un ataque a la libertad individual de cada uno. ¿Estamos dispuestos? Me parece que no y peor aún tampoco están dispuestos a ello (legislando en ese sentido) quienes nos gobiernan, puesto que sus propuestas lejos de solucionar el problema de las colas lo han postergado y agravado.

      Me da la impresión de que el formato de la protesta elegida por los promotores de la misma (la pitada durante la formación de la cola. Por cierto, ¿alguien sabe si tuvo éxito?) envía un claro mensaje a los que se supone deben resolver el entuerto, los políticos. El mensaje es, precisamente, que demandan una solución que no quebrante su forma de trasladarse a la zona metropolitana y al resto de la Isla. Esto es, que se amplíe la autopista aún más, que se hagan las reorganizaciones necesarias en los enlaces seleccionados, que se modifiquen los horarios que se tengan que modificar, etc. Cualquier cosa salvo poner coto al uso del sacrosanto artefacto paradigma del desarrollo y de un presunto progreso, el automóvil.

      Así las cosas, el Cabildo lo tiene fácil, aplicará de nuevo las mismas supuestas soluciones basadas en proveer más infraestructuras para dar cobijo a un número creciente de vehículos. Los usuarios de esos vehículos quedarán contentos (puede que incluso las refrenden con su voto), el PIB subirá, se creará empleo (aunque precario) y el problema se cerrará en falso hasta que vuelva a brotar pasados unos años. Ni hablar de los costes ambientales, del quebranto de las necesidades de movilidad de las generaciones futuras, de implantar otra forma de movilidad y en consecuencia otro modelo económico para la Isla y por extensión para Canarias.


    1. Toño dice:

      D. Oikos, lo que propone es sensato y de ello se habla desde hace años pero me temo que nadie con poder hará nada. Vivimos en una sociedad de consumo desenfrenado y disparatado, renunciar a cosas como que cada persona tenga un coche para ellos es pecaminoso, aberrante y troglodita.

      Como decía un viejo una vez, la isla no es de goma, no se estira, lo que no cabe no cabe. Hacer cada vez más autopistas y carreteras soluciona el problema un corto tiempo pero al poco la situación vuelve a repetirse o empeora porque la publicidad de los coches es aplastante. Si no tienes un coche no ligas, no eres libre, eres un perroflauta, eres un pelagatos. Además tienes que cambiarlo cada pocos años porque si no, lo que dicen los slogans de antes, eres un desgraciado. Es el progreso, lo mismo que algunos que opinan que si no tienes una tele en cada habitación eres un fracasado. Lo mismo que un tipo que se cree importante: si no lleva guardaespaldas y coche blindado, es un don nadie.

      Había por ahí un estudio de la enorme superficie de una ciudad vetada a los peatones, para circulación, para aparcamientos, etc. Ahora precisamente en esa rotonda para algunos el problema son unas pequeñas superficies pintadas a rayas blancas por donde de vez en cuando va gente andando. Molestan ocupando un espacio cochero. Y lo piensan arreglar presionando a base de ruido. Y a lo mejor les hacen caso pues los que venden coches suelen ser generosos con los políticos y sus campañas. Si hasta con fondos públicos les construyen un circuito del motor en el sur para ellos y sus festejos. Si hasta cierran carreteras cada dos por tres para sus rallys, subidas, cronometradas y todo eso. Esas chorradas deben ser fundamentales para el progreso de Canarias. Imprescindibles, incluso.

      Las soluciones para el tráfico existen, se usan en otros lugares, funcionan, se han probado, pero de momento por aquí siguen a su bola o sea empeorando los transportes públicos o metiéndose en proyectos faraónicos ruinosos. Y eso sin hablar de contaminación, que mucho echarle culpas a la refinería (que las tiene, claro) pero de los coches ni mentarlos. Así es la vida.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|