Síguenos en twitter




El infierno está aquí al lado

23/05/2010 21:55
Autor:

  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 5.0/5(12 votos)

Postrado en un rincón de su casa, sucio, con el cuerpo en carne viva por las llagas, algún hueso de la cadera asomando tras la piel y un nido de larvas de cucaracha instalado en uno de sus tobillos, murió el pasado 28 de marzo José Rodríguez Cazorla. Tenía 59 años y y pesaba 25 kilos. Dos meses antes, este enfermo mental sin tratamiento al cuidado de su hermana Fabiola, de 44 años, llegó a pesar 85 kilos. Murió de hambre […] “Mi tío dormía en el suelo. Mi madre lo trataba mal y el olor que desprendía era insoportable”. Una de las hijas de Fabiola, con 18 años recién cumplidos, declaró el pasado jueves en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Telde […] “en la casa no se podía estar por el olor que salía de la habitación en la que estaba mi tío”, dijo ante la jueza. “Él pedía comida, y mi madre le daba un pan. Y a veces, un vaso de leche” […]

Y más sorprendente aún es el relato del marido de Fabiola, que se negó a ver las fotos de la autopsia durante el interrogatorio: “Eso eran cosas de ella [de su esposa]. Yo en eso no me metía”, declaró ante el juez y el fiscal. Años enteros conviviendo en la misma casa con José, y no tenía ni idea del estado cadavérico de su cuñado. […]

Pero en el momento de abrir la manta en la que estaba envuelto José Rodríguez, “se observa a una persona mayor con síntomas de delgadez extrema, deterioro muy generalizado, suciedad y con heridas ulceradas por presión. Estaba en posición fetal” y no se encontraba mal, como dijo su hermana al celador, “presentaba un rigor mortis de varias horas”. El médico se entrevistó con Fabiola, que le dijo que “momentos antes estaba hablando con él”. Inmediatamente llamó a la policía.

Esto no es el guión de ninguna película de terror. Tampoco ha sucedido en uno de esos países de los que oímos hablar en las noticias sólo cuando de sucesos escabrosos se trata. No. Esto ha sucedido en Telde, en la isla de Gran Canaria. El relato, del que he extraído el resumen se puede leer en La Provincia. Hay que ser ruin y mala persona para hacer esto con un ser humano. No deseo que le pase lo mismo a la persona que ha cometido esta atrocidad, ni a los que han mirado para otro lado, porque sería ponerse a su altura, pero no vendría mal que pagara con cárcel durante el resto de su vida.

La presunta culpable está en prisión acusada de homicidio por omisión. Yo espero que el fiscal eleve la acusación a asesinato. Porque esto no es una simple omisión, es un asesinato lento y extremadamente cruel.

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [4]

    1. Perplejita Me Hallo dice:

      Me impresionó mucho esta noticia: la crueldad de la ‘cuidadora’, la pasividad del entorno, la convivencia diaria con un dependiente que se descomponía vivo sin que nadie tuviera el coraje de levantar esa manta y pedir ayuda para ingresarle un centro… La señora cobrabra mil euros al mes por la incapacidad de su hermano, y obviamente en él no invertía demasiado. Es obvio que la doña prefirió revolcarse en la mierda de su propia avaricia antes que renunciar a ese dinero llovido del cielo y darle a su hermano la mínima asistencia digna que todo ser humano merece. Descanse en paz este señor que tan triste vida tuvo.


    1. Partisano dice:

      Casi fuera de tema, y afortunadamente, las cucarachas no hacen “nidos” en las heridas o úlceras de la piel, cosa que si hacen las moscas.


    1. Juan Luis dice:

      La miseria Humana no se esconde tanto en poseer objetos o acumular poder como en una mente pérdida en su misma basura.Y estas cosas siguen ocurriendo aquí. Mi hermana me comentaba(voluntaria de Cruz Roja) que repartió comida a domicilio y desde luego lo que vió fué precisamente más miseria humana mental que miseria de hambre verdadera. Y no es que que no exista necesidad, por supuesto que sí la hay, pero los comportamientos de algunas de estas personas denotan una mente miserable. Digo algunas de estas personas porque no sé cuantas son y yo al respecto soy bastante crítico cuando leo en plan global tanto paro, que lo hay,pero el Negro, y no hablo del africano sino del dinero, se mueve por unos vericuetos en estas sociedades modernas que nos sorprendería a todos. Pero esto no quita, lo de la picaresca, para que realmente se ayude más a la gente que lo necesita realmente y vivan con dignidad lo que siempre les falto con la vida que es entenderla.


    1. Pingalmojo dice:

      Me cuesta mucho asimilar como una persona puede procurar tanto sufrimiento a otra, y más siendo este su hermano. Como bien dice Miguel en su artículo, esto es un asesinato extremadamente cruel, una tortura con todas las letras. Y más pasmoso todavía son las palabras de este especímen; “sí, deje morir a mi hermano”. Y tan pancha que se queda. Las de su marido le van a la zaga “eso son cosas de ella”. Solo espero que todos los responsables pagen con creces lo que ha hecho.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|