Síguenos en twitter




El viernes, San Martín

17/04/2016 00:11
Autor:

  • Currently 4.86/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 4.9/5(7 votos)

Hubiera pagado por mirar por el agujero de la cerradura del despacho de José Manuel Soria el jueves por la noche y ver el más que probable ataque de ira que en ese momento tendría el político canario. Te trancaron, José Manuel. Y además, como en las grandes historias de villanos, por una mariconada, porque en su carrera política no faltan episodios sórdidos, alguno de ellos convenientemente retocado con ocasión del portazo de este viernes (porque técnicamente no se le puede llamar dimisión) y transformado en una absolución, cuando realmente fue un delito prescrito.

Cuando digo político lo hago en la peor acepción del término. Diez años antes de que este, su weblog de confianza, comenzara su andadura, Soria era alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. Ya en esa época cualquiera podía ver la catadura moral (o mejor, la ausencia de ella) de nuestro personaje, y solo fue mejorando con su escalada de poder. En el ayuntamiento dejó unos cuantos cadáveres bien calentitos: las torres del canódromo o la biblioteca pública construida ilegalmente y con orden de demolición. Pasó al Cabildo tras unas elecciones autonómicas en las que hacía doblete al Cabildo y al Gobierno de Canarias y allí llegó al gobierno insular con una prepotencia elevada seis escalones mientras en el ayuntamiento dejaba a una recadera con más bien pocas luces. De su etapa en el Cabildo es bien conocido el Caso Salmón, pero también los anecdóticos 300.000 euros de una bandera que según sus palabras, nos íbamos a tragar, nos gustara o no y una prioridad en los gastos típica de gente de bien.

Tras las siguientes elecciones, pactó con Coalición Canaria y escaló al puesto de Vicepresidente y Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias. Ayer me daba la risa floja oír a Ana Oramas reprobando a Soria, cuando su partido es capaz de pactar con quien sea para seguir manteniendo sus dos gloriosas décadas de machangueo político en las islas, como si cuando pactaron no supieran ya qué tipo de personaje metían a revolver el dinero de los canarios.

Tras la victoria del PP de Mariano Rajoy, Soria es nombrado ministro de Industria, Energía y Turismo. Un puesto perfecto para perpetrar otra venganza contra sus paisanos. Mientras el PP mantenía en Baleares una negativa categórica a las prospecciones petroleras, Soria autorizaba a Repsol venir a pinchar la pajita a ver si por algún lado salía batido. ¿Era estratégico para el país? ¿se sabía que ahí podría haber yacimientos petroleros explotables? No y no, pero eso a Soria, por supuesto, le daba igual. El objetivo era joder la paciencia de los canarios en general (que no lo habíamos aupado a la presidencia del gobierno de Canarias) y a Coalición Canaria en particular.

En algunos foros, comentarios de noticias o tertulias los peninsulares se sorprendían de las cosas de Soria, con las prospecciones o el impuesto al sol. Aquí los canarios ya estábamos curados de espanto, Soria siempre fue así, un tipo al que cualquier profesional de la psiquiatría muy probablemente diagnosticaría una patología.

El viernes se marchó. No solo renunció a sus funciones en el ministerio, también dejó su acta de diputado y la presidencia del PP de Canarias. Lo hizo por no poder explicar por qué figuraba en empresas offshore en Jersey y Panamá, después de una semana de vergüenza ajena en la que desayunábamos con el ministro contradiciendo lo que había dicho el día anterior, sin pestañear ni despeinarse, pero Soria siempre fue así. Nunca le condenaron por ninguno de los escándalos en los que estuvo metido, incluyendo alguno prescrito, pero ahora tampoco le han condenado. Quizá incluso ni siquiera después de investigar (si lo hacen) este episodio haya ningún delito. En su carta de despedida viene a decir que en política no solo hay que ser honesto sino parecerlo, ya saben, lo de la mujer del César. ¿Entonces por qué no dimitió cuando se fue a pescar salmón, o cuando lo de La Favorita, o por la putada que dejó a los palmenses con la biblioteca, o por…

La respuesta es simple: Porque en aquellos casos era impune, y ahora su partido no lo ha apoyado. Probablemente los mismos que ayer decían que había sido un gran ministro, un buen compañero de partido (que se lo pregunten a María San Gil) o que apelaban a la presunción de inocencia, sean los que de puertas para dentro ya no podían aguantarlo más.

Dentro de un par de años lo veremos poner en marcha la puerta giratoria, esa tan guay que está a la salida del Congreso de los Diputados y se sentará en el consejo de administración de alguna IBEX 35 con un sueldo y una butaca bien calentita. ¿Pero saben qué? A este que suscribe le da igual, porque si bien queda la pena de que no vaya a responder por todas las tropelías, al menos ya nos hemos librado de él. Que le vaya bonito y que no lo volvamos a ver asomar los morros más por la cosa pública.

fe de ratas: Cuando Canarias Bruta comenzó a publicarse, Soria ya era presidente del Cabildo, dejó de ser alcalde en 2003. He modificado el texto para reflejarlo. De todas maneras, cualquiera que conociera la época de Pepa Luzardo como alcaldesa coincidirá conmigo que virtualmente Soria seguía siendo alcalde de Las Palmas de Gran Canaria.

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [3]

    1. Ramón dice:

      Demasiados asuntos turbios ha tenido Soria para que haya pasado tanto tiempo pudiendo campar a sus anchas en la política. ¿Se librará también de los tribunales por este?


    1. Sergio dice:

      Alguien capaz de excusarse diciendo que se perdió en el aeropuerto y acabó en el avión privado de un millonario que se ofreció, muy amablemente y sin contrapartida ninguna, a llevarlo a su destino, es alguien que se sabe impune. A este le caerá nada porque el caso se alargará tanto que prescribirá también.


    1. M.Antonia dice:

      ¿Eres del PSOE?




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|