Síguenos en twitter




Este sindiós

24/02/2020 15:31

  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 5.0/5(4 votos)

“¡¡Yo no aguanto este sindiós!!” proclamaba iracundo uno de los guardias civiles de Amanece que no es poco. Más de un canario habrá dicho o pensado algo parecido este último fin de semana, tan catastrófico, surrealista y desordenado que se sale de la escala hasta para los parámetros de las Islas.

La entrada de calima de estos dos últimos días ha sido excepcional. Desde la calima apocalíptica del día de Reyes de 2002 (aquel manto que cayó a plomo en una hora) no se veía un episodio tan brutal de polvo en suspensión. La AEMET venía avisándolo desde hacía días, pero mucho antes que la calima estaba previsto el Carnaval, y, amigos, no puedes luchar contra los elementos ni contra una jerarquización regulera de las prioridades en plenas fiestas.

El sábado

El sábado a mediodía ya había tanto polvo en el aire por todo el Archipiélago que podías coger un puñado sólo cerrando la mano. Y la cosa empeoraba por minutos. Un episodio de calima de por sí es más que fastidioso para personas con patologías respiratorias, personas mayores y niños, pero en este caso, respirar continuamente ese aire tan sumamente viciado y cargado de partículas contaminantes es un riesgo para la salud de cualquiera. Y si saliste a la calle esa tarde lo sabes porque te picaron los ojos y la garganta como cosa mala. El aeropuerto de Gran Canaria tuvo que cerrar durante varias horas porque la visibilidad era tan baja que hacía imposible maniobrar.

En Gran Canaria comienzan a declararse los primeros incendios esa misma tarde (y espero que haya alguien cavilando la tremenda casualidad de que, con fuertes vientos y calima pero no temperaturas extremas se prendan dos o tres focos diferentes, que igual tenemos un hijo de puta suelto y sería bueno dar con él o con ella). En vista de que el viento arreciaba, el Ayuntamiento de Las Palmas decide suspender los actos del Carnaval.

En Santa Cruz, el Ayuntamiento se reúne en el Cecopal y lo publicita con una foto que recuerda a aquella de cuando se cargaron a Bin Laden (el Pentágono, no el Ayuntamiento), y decide suspender el Carnaval a partir de la medianoche. El carnavalero medio se indigna, según parece deducirse de las reacciones en redes, pero lo tolera. Total, este año hay un festivo más en Santa Cruz, podremos soportarlo.

El domingo

Gran Canaria sigue ardiendo, y en zonas donde es jodido combatir el fuego por la inaccesibilidad de los barrancos. Áreas de un valor medioambiental muy importante están amenazadas o quemándose, como Inagua, y decenas de personas han tenido que ser desalojadas de sus casas. En Tenerife la gente se solidariza (no hay cosa que nos guste más a los canarios que solidarizarnos) pero respira (es un decir) medio aliviada, porque parece que lo peor ha pasado.

Y es ahí cuando se desata el sindiós.

A primera hora de la mañana el Ayuntamiento capitalino decide que ya hemos renunciado a suficiente Carnaval, así que, con la misma alerta vigente con la que el día anterior se justificó la cancelación, el domingo reabrimos el chiringo y animamos a todo el mundo a que venga a Santa Cruz a bailar en la calle. Esto, claro, convenientemente publicitado con una foto francamente mejorable y a la que Don Consultor ya le dedicó una reflexión en esta entrada.

Me gustaría aquí abrir un inciso con un tuit de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que emitió, como es lógico, una serie de recomendaciones para hacer frente al episodio de calima, entre los que figuran “no salir a la calle” y “no hacer ejercicio físico al aire libre”, consejos ambos que podrían sintetizarse con un “no bailar en la avenida de Anaga”.

Mientras en Santa Cruz comenzábamos a calzarnos las pelucas, en el norte la cosa se ponía muy, muy fea. Sucesivamente, en espacio de apenas de unas horas, fuimos teniendo conocimiento de incendios y conatos en La Orotava, Los Realejos y Santa Úrsula, obligando este último incluso a cortar la TF-5 al alcanzar el fuego la carretera. La autopista del norte y el colapso, interacción y propuestas.

Al alcalde de La Orotava (y secretario general de CC en Tenerife), Francisco Linares (el político con quizás la peor foto de perfil en redes sociales) se le calienta el pico en Facebook, y suelta esto:

Calima, vientos fuertes, espacio aéreo cerrado, incendios… ¿Qué le faltaba a este panorama? Efectivamente, una guerra política lamentable que dejara en evidencia el pésimo nivel de unos y de otros.

Nada duele tanto en el Ayuntamiento de Santa Cruz como que les acusen de ser malas personas, así que publican este tuit para dejar claro que se han detraído recursos de la seguridad del Carnaval para enviarlos al Norte, desvistiendo un santo para ponerle una rebequita a otro.

Mientras tanto, alentados por el Ayuntamiento, miles de carnavaleros bailaban en Santa Cruz bajo estas condiciones, con una concentración de partículas en el aire que multiplicaba por 60 lo que la Organización Mundial de la Salud comienza a considerar perjudicial.


El sueño húmedo de cualquier director de fotografía especializado en cine apocalíptico

El resto de la tarde fue un cruce continuo de acusaciones entre PSOE y CC, con el resto de partidos de observadores del espectáculo. Ciudadanos, que sostiene al PSOE en el Ayuntamiento y el Cabildo, no se pronuncia, salvo la llámala lideresa Vidina Espino, que lanza este tuit para poner a caldo la gestión de un Consistorio donde también gobiernan los suyos, aunque no lo parezca.

CC, a través de sus cargos y personas más destacadas, echó la tarde señalando la insolidaridad de tener media Isla peleando contra el fuego y los efectos de vientos de hasta 120 km/h, y la otra media de fiesta en Santa Cruz (bonus para el ex alcalde Bermúdez, que a través de Twitter puso a disposición del Ayuntamiento su experiencia, imagino que mordiéndose los carrillos de las risas) ; el PSOE, acusando a todo el mundo de ser de CC, lo peor que se puede ser y lo único que explica las críticas. No es un argumento nuevo, ya se usó cuando se criticó la Gala de la Reina (todos los años se critica) y la Cabalgata (todos los años se critica). No se aguantan cuatro años de legislatura con la piel tan fina y viendo infiltrados de CC por todas partes; la paranoia no parece la mejor consejera de un gobierno, francamente.

El presidente del Gobierno de Canarias compareció dos veces ante la prensa, y otro tanto hizo, con cara de andar tan perdido como preocupado, el presidente del Cabildo tinerfeño. De la alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, apenas se supo nada, más allá de los tuits antes citados desde el Cecopal. Llama la atención el prolongado silencio de su perfil de Twitter, normalmente muy activo, así como del Twitter del Ayuntamiento en una situación crítica, tan proclive a la difusión de bulos y de informaciones distorsionadas o directamente falsas.

A estas alturas, la gestión y la comunicación de todo lo que está pasando es un puto desastre sin paliativos ni excusas. ¡¡Y aún podía mejorarse!! No lo vimos venir pero el Cabildo se pasó esta pantalla publicando y borrando horas después este tuit:

“My hands, full of rosquetes”, vendría a ser el tuit. “Te lo dije”. “Yo lo avisé”. “Tú hiciste lo que te dio la gana”. No sé, piensen en el catálogo de frases de madre canaria para decirte que la has cagado y ahí tienen el tuit de la primera institución insular.

El Ayuntamiento se justifica de la siguiente (y flojita) manera:

La comisión política y técnica del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, respecto a la celebración del Carnaval de Día, ha valorado que en términos de seguridad para las personas lo más adecuado era mantener dicha celebración, a pesar de la situación que se está viviendo en el norte de la isla. El Ayuntamiento ha informado en un comunicado que esta decisión se ha adoptado debido a que la suspensión del Carnaval podría suponer un mayor riesgo para todos ellos, ya que muchas personas tratarían de marcharse a sus casas y eso añadiría problemas a la movilidad en las carreteras de la isla.

Ya hemos dado suficiente espacio a la responsabilidad institucional, dediquemos un poco a la individual. ¿De verdad era urgente, impepinable, absolutamente imprescindible salir al Carnaval de día? ¿Era preciso ir de fiesta con mascarilla, niños incluidos (esa estampa se vio)? Quedan días de sobra para salir a vacilar, ¿en serio no te quedaba más remedio que salir? Otra cosa no, pero tenemos el año trufado de ocasiones para la farra, ¿no puedes sacrificar una, por una vez?

Puedo imaginarme las presiones de todos lados para no cancelar una fiesta que mueve millones de euros. Este artículo de González Jerez lo explica y lo valora de una forma con la que no puedo estar más de acuerdo. Quiero pensar que las autoridades tienen más información de la AEMET que la que puedo obtener yo de la web. Aún así, este episodio de calima y su gravedad, estaban previstos desde hacía días, y soy lo bastante ingenua como para no esperar que la salud pública sea objeto de debate, sino de protección. No estaban los días para salir de marcha. No hay más. En apenas 24 horas se ha evidenciado una preocupante incapacidad para gestionar una situación de crisis en Santa Cruz y en Tenerife. Ahora mismo hay pocos motivos para ser optimista.

Por último, no he encontrado ninguna referencia en los medios a qué han hecho las Administraciones para poner a cubierto en esta situación de alerta a las personas sin hogar de los municipios. Esto naturalmente no quiere decir que no se haya hecho nada, no tengo razones para decir lo contrario, pero me llama la atención que, entre tanto Carnaval, ningún medio parezca haber encontrado hueco para esto.

En resumen, todo está en Los Simpsons, quienes ya predijeron cómo se iba a gestionar esta crisis calimera y carnavalera en Tenerife en 2020:

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [1]

    1. Héctor (Canarius Exiliadus Murcianus) dice:

      Como decía el paisano Braulio… sobran las palabras.

      A los putos pirómanos que estén quemando el Norte de Tenerife y Gran Canaria espero que los cuelguen de cualquier poste de la luz o en su defecto los tiren risco abajo por la Costa de Acentejo (viví ahí el año pasado, qué pasa).

      En cuanto a lo de celebrar el Carnaval con semejante estampa… para qué… eh nuehtro Cahnavá y a mi no me quita ni Dioh la fiehtita, compadre!!!! (Aunque bueno, aquí en la huerta murciana estamos finos para hablar con la que se lió con la DANA)




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|