Síguenos en twitter




Gente eficiente y solidaria

18/05/2019 11:39

  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 5.0/5(2 votos)

En éste, nuestro weblog de confianza, sabemos que muchos de ustedes están esperando que dediquemos un post al vídeo musical de Luisi Castro, la pizpireta alcaldesa de Güímar, la que pasa más tiempo viendo Sálvame o yendo a Sálvame que salvando al municipio, que nos ha dejado a todos con el culo torcido gracias a esa singular iniciativa con la que busca colmar su inagotable ansia de atención mediática y popular.

Pero no. Ahora no. Hoy no. Primero, porque sería lo fácil. Segundo, porque el vecino municipio de Candelaria ha entrado con fuerza en la actualidad de campaña gracias al partido local “Vecinos x Candelaria”, liderado por José Fernando Gómez. Esta gente no ha venido a jugar, amigos. Ha venido a ganar. Quizás no las elecciones, pero sí el premio a la campaña más ridícula y al mismo tiempo extrañamente entusiasta. Y lo hace apostando a doble o nada con una única carta: la sabrosura.

Primero, pongámonos en antecedentes con José Fernando, que lleva más tiempo siendo parte del paisaje candelariero que los menceyes que están al lado de la Basílica:

Lleva desde los 16 años en política (tiene ahora 50), cuando se interesó por el CDS de Adolfo Suárez, el líder que más ha admirado. Trabajó en el Ayuntamiento como técnico (está en excedencia) y posteriormente montó una empresa constructora que ha tenido que reinventar por la crisis, mientras ha sido concejal en la oposición desde 2003, siempre con el PP, hasta que fue expulsado del mismo hace dos años por pedir la dimisión de varios cargos regionales tras los derribos de Cho Vito. Ahora liderará la Plataforma Vecinos por Candelaria, creado a imagen y semejanza suyo, donde ha acogido a los militantes populares desencantados (y algún nacionalista), así como a movimientos vecinales reivindicativos, como los nacidos en Cho Vito.

Este perfil es de las anteriores elecciones locales, las de 2015, en las que Vecinos X Candelaria ya buscaba seducir el oído del votante, no con promesas concretas, sino con música melódica.

Por lo que sea, no funcionó.

Cuatro años más tarde, Vecinos X Candelaria ha dado un giro rítmico que le ha garantizado notoriedad, no sólo en la comarca o en la Isla, sino a nivel nacional. Porque cuando uno se pone bachatero, derriba muros y traspasa fronteras. Han hablado de este tema El Gran Wyoming, Andreu Buenafuente y el trío calavera de La Vida Moderna, corte con el que nos quedamos porque me llena de ternura la estupefacción amable de Quequé ante este sinsentido. Cómo será la cosa que Ignatius Farray, por unos segundos, se queda sin habla. Y es tinerfeño.


La letra, de la que cabe suponer Juan Luis Guerra estará al día, sobre todo en cuanto a temas de derechos y royalties, vamos, digo yo, supongo, ahí lo dejo, es un homenaje a la lírica de las grandes canciones políticas de la Historia, desde el “Bella Ciao” hasta “Grándola, Vila Morena”. Vamos a verla un poco.

Ojalá que gane José Fernando / porque el mejor proyecto lo tiene él. / Y toda Candelaria saldrá ganando / pues él tiene un equipo de gran nivel. (…)

Pa que en Candelaria, no se sufra tanto. Como dice un amigo de esta Casa, nada que ver con la hambruna en el Conuco dominicano, dónde va a parar.

Y el aparcamiento sea multiplicado. Es que aparcar en Candelaria está jodido, eso es verdad.

Y que en Punta Larga no se atranque el tráfico. Un poco redundante pero un drama en cualquier caso.

Pa que el pleno empleo se haya conquistado. No hay metas pequeñas para José Fernando, cuidado.

Para que los pueblos no sean olvidados. Se refiere a los de Candelaria, ojo, no a los pueblos del mundo. José Fernando no tiene esa vocación ecuménica. Aún.

Pa que los vecinos sean beneficiados. En vez de caer sobre ellos el caos, la muerte y la destrucción, se entiende.

Por suerte la canción más o menos termina ahí, porque, a pesar de ser fascinante, ya se estaba haciendo larga. A mí me gusta mucho el final cuando el cantante presenta a Vecinos X Candelaria como “gente eficiente y solidaria”, que son dos adjetivos muy contundentes.

-Estoy saliendo con un chico.
-¿Ah, sí? ¿Y cómo es?
-Pues eficiente y solidario.
-Jo, tía, qué suerte.

No hemos alcanzado aún el clímax de la sabrosura, pero descansemos unos minutos mientras echamos un vistazo al vídeo de campaña que han colgado en YouTube.

Sería prolijo, cansado y peligroso para la salud mental de cualquiera adentrarnos en detalle en esta obra audiovisual, fruto de la flipada visión de alguien que quizás no haya salido nunca de Candelaria, “el paraíso en la Tierra”; pero no me resisto a dejar de llamar la atención del lector sobre la infografía (minuto 1:40) en relación a la visión de José Fernando sobre la futura playa de Punta Larga, transformada por la magia de su mano de playa de piedra a paradisíaca costa de dibujos animados:

http://picasion.com/
http://picasion.com/

El resto del vídeo se compone de múltiples referencias al tema del aparcamiento, que ciertamente obsesiona a José Fernando, y diversos planos del candidato contemplando el horizonte y el municipio con una sentida mezcla de pena y esperanza en la mirada. Porque José Fernando es muy de mirar al horizonte. Al final, cómo no, un nuevo tema tropical, “inspirado” en esta ocasión en la Danza Kuduro de Don Omar.

En Candelaria hay alguien con talento para la adaptación musical que podría hacerse de oro y quizás no lo sepa.

Lo último hasta ahora de esta descacharrante campaña (aun queda una semana por delante) es este triste vídeo que circula por las redes. Muchos tuiteros lo han querido poner ya en conocimiento de los medios nacionales, porque sin duda lo merece. Esta vez el artista cuyo tema se fusila homenajea es el grupo Ráfaga, porque en Vecinos X Candelaria quieren que la gente vaya a la urna ya con la cadera dislocada.

Ubicados frente a una especie de trailer – escenario en la avenida de Punta Larga (obsérvese detrás la muchachada que sale del instituto descendiendo por el terraplén) cinco seguidores de José Fernando, tan entregados como descoordinados, animan a los conductores y viandantes con su sensual baile electoral. En la parte superior, dos niños también participan de esta insólita performance sin que nadie les pixele las caras porque total, para qué.

Hay que mejorar las playas / que aparcar no sea un doloooor. José Fernando, en serio, ¿de transporte público llevas algo en el programa?


Yo, exhausta como estoy después de documentarme y escribir esto, le daba una oportunidad José Fernando, aunque sólo fuera hasta los próximos Carnavales, para ver qué tiene preparado para las fiestas. Porque puede liar la de Dios.


Con ustedes, José Fernando

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [2]

    1. Héctor (Canarius Exiliadus Murcianus) dice:

      ESTO. Estas son las cosas que echábamos de menos en este weblog. Vaya mina estas elecciones.

      Lo lamentable es que parece que todos los políticos chicharreros están mal de la olla.

      Y doy fe, el aparcamiento en Candelaria es imposible. La vez que fui para allí tuve que aparcar en un parking de pago porque no había un jodido sitio en todo el pueblo un día laborable a las 4 de la tarde…


    1. asdasdasd dice:

      Lo avisé en comentarios recientes en esta campaña, y ni una mención. Nuestro weblog de confianza no premia al avispado lector que aporta ideas para los posts




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|