Síguenos en twitter




Grandes obras de la literatura y el Parlamento: hoy, Blas Cabrera

11/02/2011 11:08

  • Currently 1.51/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 1.5/5(82 votos)

Hasta cuando albergan la sana intención de hacer algo bien son profundamente torpes nuestros pequeños parlamentarios autonómicos. Incluso lo más sencillo lo convierten en un medidor bochornoso de su dimensión intelectual. La noticia es la que sigue, según informa Europa Press:

Proponen dedicar el Día de las Letras Canarias 2012 al científico Blas Cabrera Felipe

El Parlamento de Canarias ha aprobado por unanimidad una Proposición No de Ley (PNL) en la que la Cámara legislativa insta al Gobierno autonómico a que estudie la posibilidad de dedicar el Día de las Letras de Canarias 2012 al científico Blas Cabrera Felipe.

Además, fueron respaldadas dos enmiendas presentadas por Coalición Canaria y el Partido Socialista por las que se ha decidido fomentar la difusión de la obra de Blas Cabrera Felipe, especialmene en los centros de Primaria y Secundaria, así como la creación del Premio ‘Blas Cabrera Felipe’ (*) con el que se reconozca el trabajo de los jóvenes canarios en el campo de las ciencias.

La idea la engendró el diputado lanzaroteño del PP Sigfrido Soria del Castillo, a quien tengo el gusto de presentarles:

Por qué aquí don Sigfrido cree que el día de las Letras Canarias debe homenajear a un científico, con un amplio e impresionante currículum en su campo, la Física, pero sin méritos literarios, se me escapa. El Excelentísimo no parece haber meditado tampoco demasiado sobre la cuestión, quizás simplemente se inclinó por un paisano al azar. Mi teoría es que tecleó “lanzaroteños ilustres” en Google, encontró la entrada de la Wikipedia correspondiente a Blas Cabrera, la fusiló sin remordimiento, y hala, otro día con la satisfacción del deber más que cumplido.

(Lo del fusilamiento no es metafórico. Lean lo que dice la Wikipedia, lean el texto de la iniciativa del diputado y busquen las siete diferencias, que si encuentran una les invito a un cortado).

Si creen que esto de por sí es triste, recuerden que la proposición se aprobó por unanimidad (sorprende que Dulce Xerach Pérez no votara en contra, dada su tendencia a ser el verso suelto y el dominio que cree exhibir de la cultura canaria). Si algún periodista hubiese preguntado a sus señorías si habían leído algo de Blas Cabrera, la mayoría habría dicho que sí. O habrían hecho lo que Sofía Mazagatos hizo en su momento con Vargas Llosa (lo recordarán, aquel le sigo hace tiempo, nunca he tenido la oportunidad de leer nada suyo…).

El mundo de la literatura del Archipiélago se ha revuelto, no sin razón, siendo una de las más contundentes la voz de Elsa López, presidenta del Ateneo de La Laguna y escritora:

La escritora y presidenta del Ateneo de La Laguna, Elsa López, ha achacado a la “ignorancia de nuestros queridos parlamentarios” el hecho de que en la Cámara Legislativa se haya aprobado una Proposición no de Ley para dedicarle el Día de las Letras de Canarias 2012 al científico Blas Cabrera Felipe.

No quiero ser hipócrita. Hasta esta mañana yo desconocía la figura de Blas Cabrera, como desconozco la de tantos talentos destacados de las Islas, pasados y presentes, a los que no se brinda el menor reconocimiento y que no tienen sitio en los currículos escolares. Sin duda, un hombre que se codeó con Albert Einstein merece ser respetado y conocido en la tierra en la que nació:


De garbeo con Albert por Madrid, que los físicos también tienen vida

Pero, permítanme soñar, ese homenaje que se ha ganado debería ser en su campo, no hurtándole a un escritor su lugar. No pretendo decir de qué manera, si instaurando un Día de las Ciencias Canarias o simplemente incluyendo su nombre en los libros de Historia de nuestras escuelas, pero esta terrible torpeza de nuestros diputados devalúa tanto la figura de Blas Cabrera, que parece haber sido usado para cubrir un expediente, como de la literatura archipelágica, a la que se ha hecho un feo que, posiblemente, sus señorías no alcanzan a entender dentro de su satisfecha y obscena autocomplacencia.


Ay, Blas, si hubieras sido sueco, o alemán, o americano…

(*) Lo del Premio Blas Cabrera y la difusión de su obra en los centros de Primaria y Secundaria, entenderán que me carcajee. Las administraciones canarias son expertas en crear premios que luego no se convocan (véase el “Perez Minik” del Cabildo de Tenerife), y en cuanto a los colegios, en fin, no hay para sustituir a los profesores que se jubilan, vamos a ponernos sandungueros y difusores con científicos difuntos de los que encima creemos que son literatos.

Bonus track: la opinión, mucho más furibunda que la mía y con razón, de Alfonso González Jerez.

Categoría: .

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [33]

    1. Sergio dice:

      Leo el artículo de González Jérez y me encuentro que lo que le indigna más es lo mismo que a mí: que NI UN parlamentario tenga ni puta idea de quién es este hombre ni se haya molestado siquiera en consultarlo antes de votar.


    1. Perplejita Me Hallo dice:

      No diga usted eso, que el proponente se fue a la Wikipedia como los mejores. No me sea, Sergio, de esos elitistas que se esconden detrás de la Espasa Calpe, que en el Parlamento de Canarias es “La Escasa Culpa” XD


    1. Retriever dice:

      Y digo yo ¿acaso la literatura científica no es literatura? ¿Tan horrible es dedicar a un autor con abundante obra de ensayo el Día de las Letras Canarias (cuya fecha conmemora la muerte de Viera y Clavijo, otro gran ensayista)?


    1. Ricardo dice:

      Estimada Perplejita,

      La verdad es que tengo por bastante ignorantes a nuestros políticos, pero aparte de ser científico, Cabrera también fue divulgador y miembro de la Real Academia Española (sí, sí, aparte de la de Ciencias, también de la otra). Aparte de Galdós, no sé qué otros canarios han tenido sillón en ella, pero me huelo que pocos.

      Ya luego uno se puede poner a discutir méritos, lo puteados que tienen a nuestros escritores patrios, las camarillas que ellos mismos forman y que entran en juego cada vez que hay que dar los premios regionales… o incluso si Sigfrido habrá tenido algo de esto en mente a la hora de promocionar esta candidatura, aunque me temo lo peor.

      Pero vamos, sacar las antorchas y las horcas sin haber siquiera explorado la obra no científica de Cabrera (aparte haber mirado la Wikipedia), me parece un poco… ¿apresurado?


    1. Sergio dice:

      Sí que preteneció a la RAE, pero es porque en la RAE necesitan gente que conozca y trabaje con términos científicos.
      Aparte de que, seamos serios, muchísimos científicos escriben artículos y libros e incluso llegan a ser más conocidos por su obra escrita que por sus descubrimientos o teorías, como Stephen Hawking, y no son candidatos al Premio Nobel de literatura, sino a los de ciencias. Y casi ninguno de ellos se considera a sí mismo escritor.


    1. Alfonso Gonzalez Jerez dice:

      Buenas a todos. Me gustaría hacer algunas observaciones si me lo permite.
      El doctor Blas Cabrera y la Real Academia. Blas Cabrera no fu elegido académico de número por sus (inexistentes) aportaciones literarias, sino, precisamente, en su calidad de prestigioso científico. Entre las tradiciones de la Real Academia Española ha estado incorporar a científicos y médicos a fin de contar con sus conocimientos, por ejemplo, en el estudio de campos semánticos ligados a sus respectivas especialidades. Una tradición más antigua todavía, aunque vigente hasta hace relativamente poco, incorporaba a la Academia a generales (como el conde de Chieste o el teniente general Díaz-Alegría), y príncipes de la Iglesia Católica (el cardenal Tarancón fue académico de número). Creo recordar que Cabrera ocupó la plaza que dejó Ramón y Cajal, quien, por otra parte, sí tuvo sus ínfulas de escritor, y editó artículos, cuentitos lamentables y remembranzas más bien penosas, como “El mundo visto a los ochenta años”. Claro que nadie recuerda a Ramón y Cajal como escritor.
      La obra “no científica” del doctor Blas Cabrera. Me gustaría que alguien me la señalase. No la conoce nadie. Y no la conoce nadie porque no existe Blas Cabrera fue un republicano progresista y regeneracionista firmemente convencido de los valores de la Ilustración y los efectos benéficos de la divulgación científica. Y escribió tres manualitos, tres, divulgando cosas como los principios básicos de la electricidad y el electomagnetismo. En su modestia estilística, están muy bien. Pero ni era su principal ocupación intelectual ni le definen como un gran divulgador científico, ni siquiera en el paupérrimo contexto de la divulgación científica que, con escasísimas excepciones, se sufrió en España hasta finales del siglo XX.
      Blas Cabrera y el ensayo. Algún comentarista cita a José Viera y Clavijo y hace una extraña deducción a partir de un error: si los dos eran ensayistas, ¿por qué excluir a don Blas?. Se trata de un error por varias razones de consideración. Primero, la obra de Viera y Clavijo es muy extensa genéricamente, en realidad, abarca casi todos las expresiones literarias, desde la poesía al teatro. Clavijo sí es un gran divulgador, como demuestra su espléndido Diccionario de Historia Natural. Segundo, la propia evolución del género ensayístico: no es lo mismo el ensayo como género en el siglo XVIII — donde todavía se podía ensayar el conocimiento aceptable de varias disciplinas científicas — que en el XX — con la llegada de la superespecialización. Tercero, los valores intrínsecamente literarios. A Viera y Clavijo le preocupaba y se ocupaba por un ensayo que, desde luego, contara y explicara cosas, pero donde la lengua no tenía un limitado valor instrumental. En definitiva, Blas Cabrera, quizás el mayor científico nacido en estos andurriales, no era, sensu estricto, un ensayista, ni siquiera en el restringido campo de la divulgación científica. Fue, ocasionalmente, un manualista: un autor de manuales de divulgación. Y la diferencia no es precisamente insignificante.
      El Parlamento de Canarias he hecho una estupidez. Incluso una estupidez que va en contra del Día de las Letras Canarias. En fin. Una más. Qué nivel.


    1. Lagarto dice:

      Pues, querida Perplejita, no hay mal que por bien no venga.

      Cuando era estudiante universitario, recuerdo haber leido algo acerca de las curvas de Cabrera (lo cual era algo que brillaba con luz propia entre tantos Schödingers, Plancks, Rutherfords y demás impronunciables que pululaban por los libros de física). Y mira por donde, hoy me he enterado de que ese tal Cabrera se llamaba Blas, era Canario y tuvo una trayectoria científica digna de admiración.

      Cuando acabe este post mandaré una carta de agradecimiento a nuestros entrañables diputados regionales, sin cuya intervención, este pequeño aporte cultural a mi conocimiento nunca habría tenido lugar.

      Saludos desde la ultraperiferia.


    1. Guillermina de Occam dice:

      Lo que sucede es que Blas Cabrera nació en Arrecife y allí tiene una casa museo dirigida por González de Posada. También La Laguna lo reclama porque estudió en su Instituto (lo que no era raro porque no había otro en Canarias).

      Además, en el Parlamento y el Gobierno lo más probable es que tocara Lanzarote este año en los premios o a cambio de otra cosa.



    1. Gracias a todos por sus puntos de vista. Desconozco la obra de Blas Cabrera, sus ensayos, manuales y obras de divulgación. Pero si, como dice González Jerez, no tienen enjundia literaria, flaco favor se le hace tanto al científico como a los muchos escritores que estas Islas tienen y han tenido. Dar a conocer y poner en su justa relevancia la figura de Blas Cabrera es un debe que tiene en su cuenta la sociedad canaria y sus políticos, pero la mejor manera de hacerlo no es ésta, ni mucho menos a través de una iniciativa literalmente copiada de la Wikipedia. Ése es el cariño que le tienen los parlamentarios a Blas Cabrera.


    1. Sergio dice:

      Ya que parece que poca gente ha oido hablar de este hombre, debo decir que en el Museo de la Ciencia de Las Palmas hubo, y quizá aún haya, una exposición sobre él.


    1. Gen Colorado dice:

      Sinceramente y sin ánimo de sentar cátedra, si había que elegir algún día relacionado con un personaje de las islas con relevancia en la literatura, ¿ tan difícil era coger, p.e., el día del nacimiento de algunos de los siguientes ?: Benito Pérez Galdós, Tomás de Iriarte, Tomás Morales, Alonso Quesada, Pedro García Cabrera, etc…
      La verdad es que nuestra “fauna” política está abonada al ridículo permanentemente.
      Sergio, creo que ya se terminó la muestra, pero era bastante interesante y de verdad nos asombraríamos de como un canario se codeó de tú a tú con lo más granado de la física de la historia (pero esto es más complicado explicárselo a los padres de la patria guanche).


    1. Evi dice:

      Seguro que si hubiese desarrollado un remedio homeopático (bueno, es un decir, ya que hacer muchas disoluciones seguidas tampoco es ningún descubrimiento apabullante)de esos que son la panacea y no provocan efectos secundarios (aunque tampoco “primarios”) ahora nadie dudaría acerca de quién es Blas Cabrera. Y eso sería incluso más destacable para muchos que el paseo por Madriles con Albert.
      Madremeva.


    1. Sergio dice:

      Gen Colorado, no solo se codeó de tú a tú, sino que en esa época se decía que era una de las 3 únicas personas, junto con el propio Einstein y otro físico judío, que entendían realmente la teoría de la relatividad general y sus posibles consecuencias a largo plazo.

      Pero bueno, no sé qué otra cosa nos podemos esperar de unos políticos que han hecho que las asignaturas, precisamente, de física y matemáticas no sean obligatorias en 2º de bachillerato de CIENCIAS.



    1. Doña Evi, me descubro ante usted.


    1. Calan Draca dice:

      No puedo estar de acuerdo con Perplejita. Creo que ha habido un error de conceptos que yo desgranaría en tres puntos:

      1.- ¿Qué es eso de “literatura literaria”?

      Literatura es, en una de sus acepciones, el conjunto de obras que versan sobre una arte o una ciencia (RAE). De manera que esa distinción entre “obra literaria” y “obra científica” resulta de lo más artificiosa. En su fase última, la ciencia ha de escribirse. Ha de plasmarse de forma que pueda ser entendida y permita a otros continuar en su desarrollo. Eso es literatura.

      Blas Cabrera publicó más de una docena de libros que transmitieron conocimientos vanguardistas de su época. No se trataba de poesía, ni de novela, pero si de ensayo. ¿Es menos literatura por tratar de ciencia? ¿Pierde el texto su naturaleza literaria por no llegar al gran público? Según la definición académica no.

      2.- ¿Qué es el “Día de las Letras Canarias”?

      Si repasamos los planteamientos de esta conmemoración, encontramos lo siguiente:

      “Con la institucionalización del Día de las Letras Canarias, el Gobierno pretende reconocer la labor llevada a cabo históricamente por los autores canarios dedicados a cualquier faceta de la cultura, en el convencimiento del importante valor que tiene para la comunidad el conocimiento de sus literatos, investigadores, críticos, editores y, en general, de todas aquellas personas que de una u otra manera forman parte del sector del libro y que ayudan al desarrollo cultural de las Islas.”

      Es decir, que no se limita el homenaje a género alguno y se da cabida a todo personaje relevante que ha sido capaz de comunicar con sus escritos. Aunque éstos no narraran aventuras, ni pudieran medirse sus versos.

      3.- José de Viera y Clavijo

      La fecha elegida para la celebración coincide con el fallecimiento de Viera y Clavijo en 1813. Este realejero fue botánico, poeta, historiador, astrónomo y meteorólogo si nos atenemos a su obra escrita. ¿Se atrevería alguien a decir que se le escoge como referencia de las letras canarias solo por sus labor como cronista? ¿hay que dejar a un lado sus tratados de botánica cuando hablamos de obra literaria?. A mi, desde luego, me resultaría de lo más ridículo.

      Asín lo veo yo.


    1. Sergio dice:

      “¿hay que dejar a un lado sus tratados de botánica cuando hablamos de obra literaria?”

      Calandraca, pregúntate esto:
      ¿Crees que a alguien le concederían el Nobel de literatura por publicar muchos tratados científicos?

      Y aparte, si quieren que el premio incluya investigadores, etc, que lo llaman “Día de la Cultura” o “Día del Conocimiento”.


    1. Gorgojo dice:

      Y es que se cumple aquella máxima que reza: nadie es profeta en su tierra. He aquí otro ejemplo, Agustín de Betancourt, ingeniero oriundo del Puerto de la Cruz aún recordado por su genialidad en la enorme Rusia y apenas conocido por estos lares.


    1. Calan Draca dice:

      Sergio, no se trata de un “premio de literatura”. El día de las Letras Canarias es exactamente ésto, ni más ni menos.

      Por definición, se trata de “”reconocer la labor llevada a cabo históricamente por los autores canarios dedicados a cualquier faceta de la cultura“. Y se incluye explícitamente a los investigadores.

      Con todos esos elementos en consideración, yo creo que la figura de Blas Cabrera es perfectamente reivindicable en esta fecha.

      ¿Cuántos autores canarios han escrito más de una docena de libros que han tenido notable repercusión fuera de las islas? ¿Y fuera de España?


    1. Calan Draca dice:

      Me da la impresión de que hay quien confunde lo que es con lo que cree que debería ser el “día de las letras canarias”.

      Hasta donde sé, las premisas de la conmemoración son las mismas desde 2008. Quizá, quienes estén en desacuerdo, deberían abogar por la creación de un “día de la literatura no científica”, un “día de la poesía figurativa” y otro “día del ensayo costumbrista”. Mayormente para que no se nos mezcle el género.

      Digo.


    1. Don Consultor dice:

      Dos puntualizaciones:

      1) Don Sergio: ¿Dónde aparece que el “Día de las Letras Canarias” sea comparable al Nobel de Literatura?

      2) Gen Colorado: “un canario se codeó de tú a tú con lo más granado de la física de la historia“, yo creo que es más correcto decirlo al revés: “otros científicos (no sólo físicos) que pudieron codearse con Blas Cabrera”. Para muestra ojo a las fotos y participantes en el sexto y séptimo ‘Congreso Solvay’, por desgracia Blas Cabrera no pudo participar en el quinto congreso que fue el más conocido de todos.

      En todo lo demás estoy de acuerdo palabra por palabra con lo expuesto por Calan Draca en el comentario #15, y tengo la impresión de que tanto doña Elsa López como don Alfonso Glez. Jerez (entre otros muchos) se han pasado de frenada con este asunto.

      Con estas últimas palabras no estoy defendiendo a los diputados autonómicos, faltaría más, por supuesto que existen muchos autores que aún no han recibido el reconocimiento que merecen por su obra, pero estoy casi seguro que los acérrimos detractores de la proposición parlamentaria no han leído nada escrito por el bueno de don Blas.


    1. autoctono dice:

      Esto viene a ser como lo de las aguas canarias: polémicas que sólo le importan a cuatro.


    1. Calan Draca dice:

      Procedamos con lógica inversa.
      A ver quién da un paso al frente para definir qué debe y qué no debe ser considerado literatura.

      San Juan de la Cruz plasma su visión mística del mundo y es literatura universal. Pero si es Carl Sagan el que escribe sobre la suya… ¿pierde esa consideración solo por tratarse de ciencia?


    1. Don Consultor dice:

      Autóctono, si con la polémica se consigue que esos cuatro (y esperemos que alguno más) conozcan quien fue Blas Cabrera y quizás lean algo escrito por él, ¡bienvenida sea, oiga!



    1. A ver si el problema es que “día de las Letras Canarias” les quedó lo bastante amplio y lo bastante ambiguo cuando lo definieron…


    1. tato dice:

      Lo unico que saco en claro de esto es que por lo menos se quien es ahora D. Blas Cabrera .
      Si el premio es acertado o no , no tengo conocimientos sobre los baremos a los que se les concede estos premios.

      Por lo menos en mi caso me informare mejor sobre este cientifico que fue amigo de Einstein.

      Y sobre el nivel cultural de nuestra clase politica pues le pongo el ejemplo de D. Rita Martin y la sal.


    1. Lagarto dice:

      Desde mi modesta opinión, todos tienen razón.

      Usando el sentido común, uno entiende que el día de las “letras canarias” debe referirse al estilo literario, a la creatividad en la palabra, al uso inteligente del lenguaje. Bien es cierto que hay grandes científicos que, además, son buenos escritores. Científicos de diversas áreas como Carl Sagan, Tom Kirkwood, George Smooth, Stephen Hawking o Simon Singh han sido, además de grandes investigadores, eminentes pensadores que han sabido comunicar literariamente su trabajo y su pensamiento. Yo desconozco si los escritos de Blas Cabrera son de esa índole, pero agarrarse a que merece una distinción en las letras canarias porque puso en papel sus investigaciones me parece meter con calzador el concepto de “escribir” en el de “letras”, por muchas vueltas que uno le dé. Y desde esa óptica se entienden los comentarios de Perplejita, de Alfonso G. Jerez y algunos otros.

      De otra parte, como dice Calan Draca, si en los criterios para otorgar el nombramiento se tiene en cuenta cualquier aportación a la cultura, en cualquiera de sus manifestaciones, que hayan hecho los Canarios a lo largo de la historia, pues claro que encaja este señor en la propuesta. Lo que es lamentable es que se haya elegido el título de “día de las letras canarias” para amalgamar a literatos, pintores, músicos, científicos, pensadores, etc. etc., y que es la fuente de la discordia en este hilo. Eso es quizá lo verdaderamente criticable. Pero si esta propuesta sirve para que los tres o cuatro que hemos confesado que no conocíamos a Blas Cabrera sepamos ahora de su existencia y algunas trazas de su trabajo, pues bienvenida sea.

      Yo me quedo con la última parte del artículo de Perplejita, la del asterisco, esa de ponerse sandungueros con el valor literario de Cabrera teniendo lo que tenemos en las escuelas e institutos de esta tierra.

      Ay, Señor, Señor…

      saludos.


    1. Cabrera Felipe dice:

      No sólo “se codeó con Albert Einstein” señora, sino que en palabras de este mismo físico Blas Cabrera era en su tiempo una de las pocas personas que hacia 1905 entendían en el mundo la Teoría Especial de la Relatividad y a buen seguro muchos de los desarrollos de Eintein se deben a críticas del mismo Blas Cabrera sobre sus escritos cosa que conocía de muy primera mano. En España existe un error garrafal al considerar como “cultura” todo aquello que tiene que ver con lo que secularmente se conoce como “letras” y se suele mirar por encima del hombro a aquellos científicos, desde estas trincheras pseudoculturales, que han hecho lo que se puede mejor considerar como la cultura del siglo XX que, eminentemente, es científica pues es lo que ha abierto, para bien y para mal, las fronteras del conocimiento del ser humano. Ahora bien, lo que han hecho estos señores es una absoluta mamarrachada pues proponer a un premio literario a un científico tan ilustre como Blas Cabrera es seguir promoviendo la estúpida y falsa brecha “ciencias versus letras”. Si querían encumbrar la figura de Blas Cabrera se hubieran inventado algo porque ya digo que este científico merece esto y más de una tierra que ha ignorado a la gente más valiosa y sabia de las islas condenándolas a la emigración.


    1. lola dice:

      Con este artículo y lo de sancionar por fumar en Hair, como dice un amigo mío ¡ A ponerse de lado que con los estupideces que se oyen ( y leen), no cabemos!


    1. Walter dice:

      Me ha parecido muy interesante el comentario de #27. Lo comparto y este párrafo es espléndido:

      “En España existe un error garrafal al considerar como “cultura” todo aquello que tiene que ver con lo que secularmente se conoce como “letras” y se suele mirar por encima del hombro a aquellos científicos, desde estas trincheras pseudoculturales, que han hecho lo que se puede mejor considerar como la cultura del siglo XX que, eminentemente, es científica pues es lo que ha abierto, para bien y para mal, las fronteras del conocimiento del ser humano.”

      Es triste comprobar cada día que la cultura científica, en general, es baja y que una y otra vez el término se aplica selectivamente e incluso haya gentes que se dicen “agentes culturales” (¿Qué carajo es eso?) para los que eso de la Ciencia no cuenta. ¿Complejo de inferioridad tal vez?

      Lo curioso es que desde siempre se ha hablado de literatura científica o técnica, que no es precisamente obra de incultos o analfabetos. Unas veces con prosa brillante, con imágenes espléndidas, filmaciones de gran calidad, en otras con lenguaje mucho mas conciso y “técnico” y sin olvidar muchas obras de divulgación de gran calidad. Hay muchas. Pero, para algunos eso no es literatura, Una curiosa paradoja, si avances técnicos o ciencia del siglo XIX eran narrados por Julio Verne es literatura pero si lo mismo es contado por los que trabajaban en eso, no lo es, por lo que me temo que algunos entienden por literatura sólo a obras de ficción. Pero no, por ejemplo a Churchill le concedieron el Nobel de Literatura por: “su dominio de la descripción histórica y biográfica, así como su brillante oratoria en defensa de los valores humanos” (Wikipedia) o sea, que al parecer, los libros de historia son también literatura. Aunque sea más bien una disciplina que requiere del método científico para sus investigaciones e interpretaciones. ¿Por qué esa manía de suspirar por unos y desdeñar a otros?

      O sea… que me gustaría saber que se diría si las obras de Cajal antes tachadas como lamentables o penosas, estuviesen firmadas por otros de más relumbrón. Aparte, informo, que obras científicas de Cajal, se siguen citando hoy, más de cien años después, cosa que pocos científicos han logrado. Incluso esas “obritas” se siguen editando y vendiendo.

      De las tonterías de los del parlamento, paso ampliamente, a ese personal no hay por donde cogerlo. Demasiadas estupideces y chanchullos en su historial. Y es cierto. En Canarias o en España en general, de ciencia, investigación y esas cosas, salvo casos puntuales, se pasa. Que inventen ellos, se decía. Lamentablemente.


    1. Walter dice:

      Mis disculpas por el fallo. A mi mensaje anterior le falta el párrafo final que no salió en el copia-pega:

      Me parece mal que se se abuse de Blás Cabrera para estos festejos parlamentarios, que por otra parte no sirven para nada excepto para vanidades y quedar bien. Si quieren hacer homenajes a escritores de ficción, que se busquen a otro más indicado. El dinero que se gastarán en todo esto, estaría mejor destinarlo a fomentar que nuestra población sea más culta, pero no creo que sea esa ntención de esta gente ni del gobcan.


    1. Alfonso Gonzalez Jerez dice:

      Por alusiones, don Walter.
      De verdad, no me explico como se sigue debatiendo esto.
      Un tratado de histología, estimado amigo, no es una obra literaria. Una investigación historiográfica, tampoco, desde que la historiografía se independizó del todo de la literatura. Un ejemplo: la historia de Francia de Michelet estaba aun muy próxima a la literatura, con un uso estético y retórico del lenguaje, mientras que los textos de Pierre Vilas sobre historia de España y Cataluña no lo son: las disciplinas historiográficas ya han conquistado un vocabulario propio, una metodologia de investigación especifica, unos recursos tecnicos específicos. A Michelet puede considerarsele aun un escritor, un literato, al maestro Pierre Vilar no. Hay páginas espléndidas sobre la evolución de la historiografía, en este y otros sentidos, en la obra de Josep Fontana.
      Ramón y Cajal. En mi comentario me referia, cono es obvio, no a las obras científicas de don Santiago, sino a los libritos que publicó con intenciones mas o menos literarias y que, creame, son muy malos. Son irrelevantes, y así lo consideraron sus contemporáneos, y lo ha considerado la crítica posterior y, bueno, cualquiera con dos dedos de frente. El mismo Cajal, que como podemos suponer, no tenía un pelo de tonto, sabía perfectamente que lo suyo eran coqueteos literarios de la ancianidad.
      Con don Blas ocurre lo mismo. Don Blas Cabrera no hizo “ensayo científico”. Publicó algunos breves manuales y opúsculos con voluntad divulgativa. He leído uno, y obviamente esta muy bien escrito dentro de su concretísimo objetivo difusor. Pero sospecho que hasta al mismo Cabrera le dejaría estupefacto si alguien lo hubiera dicho que esos textos tienen algo que ver con la literatura. En España ha habido poquísimo ensayo científico. Casi es una novedad de los últimos treinta años.
      No se trata de desprecias estúpidamente la ciencia. Se trata de criticar desde el sentido común una estupidez del Parlamento de Canarias que luego se ha intentado legitimar sobre tergiversaciones históricas, acusando a los escritores y profesores críticos de una pandilla gremialista o defendiendo el estatus cultural de la ciencia, como si alguien lo hubiera cuestionado. Se trata de que no nos bacilen tanto, ni a los ciudadanos, ni a Blas Cabrera, en cuya memoria no han hecho casi nada en los últimos veinte años.


    1. lola dice:

      Umm “El origen de las especies” es de Darwin, es un ensayo divulgador y a mí me parece fantastico, literariamente, no he leido a Blas Cabrera pero me parece fuerte lo de cientifico y ya está.


    1. Alfonso Gonzalez Jerez dice:

      En 2005 o 2006 se publicó el libro “Blas Cabrera: vida y pensamiento”, de Francisco González de Posada y Dominga Trujillo Jacinto del Castillo. Incluye varios artículos de don Blas que puede usted consultar.


Publicado

|