Síguenos en twitter




Haciendo el indio

06/09/2009 11:53
Autor:

  • Currently 4.20/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 4.2/5(10 votos)

Vilaflor es un sitio precioso. Siendo el municipio menos habitado de Tenerife, tiene unos paisajes impresionantes donde poder disfrutar de la naturaleza. Pasando por el Pino Gordo y el Pino de las Dos Pernadas (ejemplares únicos) podemos subir al Teide por una de las rutas más bonitas de la isla y disfrutar de zonas como el Paisaje Lunar. Sin embargo, aprovechando este tesoro natural, siempre puede surgir algún ávido o listillo de turno para intentar montar un negocio. En éste caso, con una alianza de civilizaciones imposible de entender entre los nativos norteamericanos y nuestros guanches. Con ustedes, el campamento (o algo) más friki que he visto en mi vida:

Hace unos días uno de nuestros lectores más fieles me pasaba éste enlace donde la estupefacción y la sorpresa. La web es bastante panorámica en cuanto a las imágenes y poco adaptada a los tiempos, donde prima más las imágenes que la información. No obstante, ya te vas quedado flipado cuando empiezas a escarbar un poco por la web, la cual se presenta con bastante misticismo:

Nuestra sociedad precisa hoy mas que nunca de retomar la conexión con la Madre Tierra. Por todo esto nos motivamos a ofrecer algo diferente al mismo tiempo que muy antiguo, como es la Medicina de la Tierra.

Como ven, la cosa tira un tufo homeópata que tira para atrás (y recuerden niños y niñas, la homeopatía ni es ciencia, ni es medicina). Para ello disponen de 72.000 m2 con bosques, huertas, animales, barrancos, etc. Lo que choca es que en ese panorama tan canario, se dedican a plantar tiendas nativas norteamericanas con extravagantes ceremonias previo pago de su importe. Aunque bien es cierto que muestran alta preocupación por el entorno (exigen que lleves productos biodegradables para el aseo o para lavar loza si la llevas) y prohíben beber o fumar porque, entre otros usuarios, se encuentran personas que intentan superar ciertas adicciones, no deja de ser un negocio.

NOTA: llegados a éste punto, no quiero frivolizar con el tema de las drogodependencias, pero me parece mucho más fiable acudir a la Sanidad Pública, o a ONG’s dedicadas como Proyecto Hombre que a un campamento…

Pero resulta algo inmoral inventarse o importar elementos de ciertas culturas cuando el objetivo real simplemente es ese, ganar dinero a costa de fusilar los conocimientos de otros. Siempre hay pardillos dispuestos a picar a costa de otros listos dispuestos a ganar dinero. Y eso se ve cuando te das cuenta de ciertas cosas.

En primer lugar, porque se ve que se han subido a la parra con los precios actuales, respecto a los que aparecen en una web anterior. En segundo lugar, por que ofrecen cursos homologados en la ESSCAN pero no mencionan en ninguna parte su carácter provisional como literalmente indica el documento que aportan como prueba. Además, habría que preguntarse si es legal colgar ese documento o qué carajo hace el Gobierno de Canarias homologando un curso en un campamento indio en Viaflor. O como se puede caminar sobre el fuego tal y como se indica aquí con poca explicación. Como ejemplo del negocio, buscando en Internet se pueden ver los precios de algunos cursos que en la web no aparecen, por ejemplo aqui, donde podemos ver que en 2006 uno de esos famosos cursos de risoterapia cuesta la nada desdeñable cifra de 180 euros u otro de creatividad 120 euros. Apliquen el IPC y échense a temblar pensando en qué pueden costar ahora.

Y es que no hay nada como llenar la cuenta corriente el comunión con la Madre Tierra, ¿verdad?

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [11]


    1. Todos los indios
      Manitú, Manitú
      estamos muy contentos
      Manitú, Manitú
      En nuestras piraguas
      Manitú, Manitú
      vamos río adentro
      Manitú, Manitú


    1. Aymon dice:

      Juro que me he estudiado la web de esta gente, y hacía tiempo que no veía tal densidad de basura misticoimbécil.

      Para descansar por esa zona recomiendo este encantador hotel rural, situado en el mismo Vilaflor, en el que no hace falta comulgar con ruedas de molino, ni con entelequias de alta toxicidad, para pasar un fin de semana inolvidable.


    1. Pingalmojo dice:

      Señor Autóctono en este artículo si es verdad que no estoy de acuerdo con usted.

      Si es una representación de la forma de vida de los indios nativos de América y no de los guanches, cual es el problema? Si fuera de los guanches su artículo sería aún más irónico, así que hay algo que no entiendo. Si es de los Indios, mal, y si es de los guanches, mal.

      Sobre que ganan dinero, pues claro. Quién hoy en día realiza una actividad (la que sea) sin ganar dinero? Ahora parece que ganar dinero por montar un “centro” digamos, alternativo es pecado. Lo tienen que hacer gratis? Nos deberían pagar ellos a nosotros por ir?. El que va a ese lugar lo hará voluntario y, por tanto lo pagará gustosamente. La inmoralidad realmente no la veo.

      Y sobre los precios, pues los pagará el que pueda pagarlos, y el que no, pues no irá. Así de simple.
      No estamos hablando de la medicina privada sino de un lugar al que si quieres ir vas y si no, pues no vas.

      Bien es cierto que el Hotel Rural Villalba es mejor y más lujoso. A lo mejor a ellos el dinero no les importa, quién sabe.


    1. Walter dice:

      Pues de cosas parídicas está llena esta tierra. Esta es otra para la colección. Un producto “fusión” multiétnico, multicultural, interactivo, psicopedagógico y fashion. Buen rollito solidario y espiritual. Para un cierto tipo de gente, ya se sabe avanzada, liberada y fashion, esto debe ser otro sitio donde dejarse muchos euros y sentirse muy relajados. Sectas de estas cosas las ha habido desde hace años y son negocios muy rentables.

      No los veo inmorales sino, al igual que un chiringuito polvero que hubo por ahí y toda una serie de gentes que venden estos productos, una tomadura de pelo integral. A quien le guste esos shows que vaya. Igual que las pulseritas que curan el reuma y el stress. Pero cada cual es libre de hacer el tonto como quiera. Y si paga, tiene derecho a ser timado, pero seguro que la mayoría sale privado de contento, apuesto lo que sea.

      Lo único que pido es que estos lugares no disfruten de subvenciones públicas, que ya se sabe lo buenos que son nuestros inefables políticos. Lo digo porque nunca se sabe y no me extrañaría nada.

      Espero que esto no sea un ensayo para restaurar los campamentos de la extinta OJE.



    1. Don Walter: como ya comentamos en su momento, el chiringuitero de los chiringuitos polveros ha recibido una suculenta subvención para investigar sobre otra cosa, de manos de la agencia responsable del Gobierno de Canarias.


    1. Walter dice:

      Sr. Lechero, vaya alegría me acabas de dar. Pero bueno, la hacienda canaria y la presidencia ya sabemos en que manos están. Supongo que todavía sigue pesando eso de ser de la “buena sociedad” allende los mares y tener buenas relaciones con quiene tuvo y tiene la sarten por el mango. Cuando EL habitaba entre nosotros (que dice un periodista) y después también.

      Por cierto, el circo este parece formado por buena cantidad de antiguos hippys, aquellos que se iban a purificar a la India aunque no sé si a Goa. No me extrañaría ver por allí a ciertos personajete de pico de oro, tal como uno que dice llamarse Drago o algo así.

      Y una pregunta, me han dicho que con la excusa de Bolonia y tal, la ULL se dedica a organizar cursos de lo mas exótico ¿Es cierto? Lo digo porque tal como funciona la conserjería(no hay error de tecleo), no me extrañaría ver a este pintoresco personal disertando por Guajara-Hilton, que dicen.


    1. Aymon dice:

      Walter, la ULL ni organiza ni alberga cursos cuyo contenido no tenga rigor académico. No todos están al mejor nivel posible, pero gilipolleces no.

      El único chiringo que se monto en la ULL fue el del charlatán de los polvitos, y hace ya bastantes años que fue invitado a abandonar dicha actividad en las instalaciones de la facultad. Y demasiado que duró para mi gusto.

      Otra cosa es que en los tablones de anuncios te encuentres publicidad de las actividades más disparatadas. Siempre hay gente echando el anzuelo entre los estudiantes, pero la universidad no es institucionalmente responsable de esto.


    1. miguel dice:

      ¡Señores, céntrense, que se me están yendo por las ramas!. Si quieren abrir un post en el foro y meter más info del señor de los polvillos, yo gustosamente lo paso al blog y seguimos conversando ahí, pero vamos a no contaminar un artículo que no tenía (aparentemente) nada que ver con el tema, como no sea por la curandería y las magufadas :-P


    1. Aymon dice:

      Disculpa Miguel, tienes razón.



    1. Sólo un inciso, para Aymon y Walter: la ULL se ha distinguido precisamente (o al menos una parte de ella) por ser pionera en la lucha contra este tipo de magufadas. Desde 2001 hay un curso interdisciplinar dedicado a la divulgación y desde 2003 una cosa cuya página está aquí: www.divulgacioncientifica.org


    1. Walter dice:

      Aunque quizá nos hemos desviado del asunto indio, no nos hemos desviado del todo, porque todas estas actividades entran dentro del mismo saco. El de la tomadura de pelo adornada de movidas exóticas y adobada con tintes ecologistas, malas copias de ritos religiosos de ni se sabe donde y técnicas de manipulación típicos de sectas. Venden, en mi opinión, el “sentirse diferente” e incluso llenan ese hueco imprescindible para algunos de novelería, afan de notoriedad y pertenecer a un selecto club. Lo digo porque, a juzgar por las tasas de los cursillos, la cosa no está al alcance de cualquiera sino al de bolsillos en que sobran los euros.

      Ha habido desde hace tiempo por estas islas toda una serie de movidas parecidas aunque algunas eran como mucho mas selectivas. La invitación a ingresar en la cofradía era de boca a boca y el personal invitado cualificaba por el dinero de que disponían. Lo sé porque me invitaron a algunas a “meditar y descubrirme a mí mismo” y pasé olímpicamente. Y alguna acabó con detenidos por estafa y timo colectivo, que es a lo que se suelen dedicar mas de un avispado promotor de estas verbenas místicas.

      O sea, que mis disculpas por salirme del tema y a la vez mi agradecimiento por informar de estas cosas.

      Por otra parte agradezco lo que me cuentan de la ULL, me alegro y gracias sean dadas a los cielos. Lo de los cursos o ciclos sobre pseudociencias ya lo sabía y es una magnífica iniciativa. Más en estos tiempos en que esta gente se cuela por donde sea vendiendo humo.

      PS: Espero que no hagan cursos sobre colectar cabelleras, otra humanitaria tradición de aquellas latitudes.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|