Síguenos en twitter




Kikirikiiiiiiiiiiiiii

21/07/2014 14:06
Autor:

  • Currently 3.71/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 3.7/5(7 votos)

¡Hay que ver!, ¡Qué prisas! No he podido publicar antes porque necesitaba confirmar unos datos.

Entremos en materia. Hace un tiempo me encontré con el anuncio que pueden ver en la fotografía que ilustra esta entrada. En principio me llamó la atención pero, cuando uno vive donde vivo yo, a diario se entera de o ve cosas que dejan el cartel en simple anécdota. Dándole vueltas a la cabeza mientras intentaba decidir cuál sería mi primer post en Canarias Bruta me vino a la mente el susodicho cartel.

Cock fighting

No voy a ir de supersensible pero la verdad es que uno no tiene necesidad de acudir a cierto tipo de “eventos” así que ha sido necesaria cierta investigación antes de sentarme frente al teclado a redactar estas líneas. Comencé, como hace todo el mundo, por preguntar al Sr. Google, para intentar saber si esa “actividad” estaba prohibida o no en una comunidad en la que no es posible celebrar corridas de toros mucho antes que en la Comunidad Autónoma Catalana. En este artículo encontré todo lo que necesitaba y que se resume en que, si bien es posible organizar ciertos encuentros entre los criadores para hacer una especie de tentadero/simulacro de combate con la excusa de mejorar la raza, son, como no podría ser de otro modo, del todo ilegal las peleas a muerte de estos animales (como las de cualquier otro) y por supuesto convertirlo en espectáculo público y además con apuestas.

Lo del “espectáculo público” queda claro con la foto. Lo de si las riñas son del tipo legal (tentadero) o a muerte, me confirman conocedores del tema que sí son a muerte, aunque el propietario del gallo peor parado puede “rendirse” al estilo de un entrenador de boxeo cuando tira la toalla por su púgil. Me dan el detalle incluso de que como los criadores cortan las espuelas de los pollos, para el combate se les colocan unas espuelas metálicas de 32mm (creo que la limitación está en algún tipo de reglamento que se aplica en estos espectáculos). Finalmente me confirman también que se producen apuestas en el desarrollo de las riñas. No sé hasta qué punto están organizadas por los mismos promotores o surgen de manera espontánea entre el público asistente. Me sorprende aún más la impunidad en esta actividad cuando el SEPRONA se muestra bastante activo en la isla, entre otras cosas, a la caza (es una forma de hablar) de abueletes azufrando sin el carné de manipulador de productos fitosanitarios o de ciudadanos pescando para procurarse la comida del día en lugares prohibidos o sin la perceptiva licencia.

Para acabar, no recuerdo si la “pregonera” Elsa, que recorre las calles y carreteras de la isla con su Fiat Punto equipado con un altavoz en el techo informando de los eventos que tienen lugar en la isla o bombardeándonos con publicidad de algún comerciante, dio difusión a esta convocatoria o no, pero si retraso más el artículo esperando a encontrarme con ella y preguntarle, igual piden mi despido por poco productivo antes de debutar.

P.D.: Lo de que en El Hierro se habla el mejor castellano es una milonga que nosequién se ha inventado. En todo caso, quizás, a lo mejor… si en el resto de las islas fueran todos mudos, sería el mejor de Canarias. En épocas pre-globalización sí que se hablaba el mejor castellano de las islas y todavía se puede escuchar de la boca de los mayores. De lo que está uno harto aquí actualmente es del omnipresente cargante acento venezolano. He dicho del acento, no vengan ahora los defensores de lo políticamente correcto a lincharme por xenofobo y racista…

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [24]

    1. pim-pam-pum dice:

      Canarias bruta ya lo dice todo. En fin, esperemos que estos espectáculos no se prodiguen como los hongos después de la lluvia.


    1. Ramón dice:

      Increíble que algunos políticos se llenen la boca diciendo que han prohibido las corridas de toros (que no es del todo cierto) y después se permitan estas cosas.


    1. Ricardo dice:

      Me temo que tanto en Andalucía como en Canarias la cosa sigue siendo legal (hasta cierto punto). Aquí en concreto hemos de remitirnos a la famosa Ley 8/1991. que dice (y cito):

      “Especialmente indeseable es la posibilidad legal de hacer negocio lucrativo de espectáculos basados fundamentalmente en el maltrato, sufrimiento y muerte de animales. Por ello, algunas tradiciones arraigadas en zonas de las islas que involucran tales espectáculos, como son las peleas de gallos, si bien pueden argüirse en su defensa los aspectos tradicionales y aun culturales, es evidente que son tradiciones cruentas e impropias de una sociedad moderna y evolucionada. Por ello, esta Ley propicia su desaparición natural, mediante mecanismos normativos que impiden su expansión, prohibiendo el fomento de estos espectáculos por las Administraciones Públicas, no autorizando nuevas instalaciones, y, especialmente, no favoreciendo la transmisión de estas aficiones a las nuevas generaciones mediante la exigencia de que se desarrolle en locales cerrados y prohibiendo su acceso a los menores de dieciséis años.”

      En concreto, el artículo 5.2 de la citada ley reza:

      “Podrán realizarse peleas de gallos en aquellas localidades en que tradicionalmente se hayan venido celebrando, siempre que cumplan con los requisitos que reglamentariamente se establezcan y, en todo caso, con los siguientes:

      a) Prohibición de la entrada a menores de dieciseis años.
      b) Que las casas de gallos e instalaciones donde se celebren peleas tengan, por lo menos, un año de antigüedad, en el momento de la entrada en vigor de la presente Ley, salvo las que se construyan en sustitución de aquellas.
      c) Que las instalaciones o lugares donde se celebren las peleas sean recintos cerrados.”

      Vamos, que hasta que la cosa no muera por su cuenta, poco se va a poder hacer. Eso sí, si no se cumple alguna de las condiciones enumeradas, es denunciable. Otra cosa es que las autoridades hagan algo al respecto…


    1. Gen Colorado dice:

      Estimado Ricardo, yo añadiría más, incluso la difusión y publicidad de los actos está prohibida o como mínimo regulada.
      El problema de esta Ley (y del Decreto 117/1995 que la desarrolla) es que quiso que la cosa muriera por si sola (falta de afición por prohibir a menores asistir) pero le salió el tiro por la culata. ¿ Por que ?, pues muy sencillo, porque la globalización incluía los flujos migratorios desde zonas (centro y sudamérica) donde esta actividad goza de gran predicamento y por tanto se han adherido nuevos partidarios a la causa. Son las cosas de legislar al amparo del “karma”, que muchas veces es traicionero.


    1. Herreño dice:

      Qué pena Bimbatxe.

      Tu artículo empezó como una prudente pero serena defensa contra cualquier espectáculo que se nutre del maltrato animal, a pesar de no tener en cuenta otros apartados como el antropológico, que ha repetido hasta la saciedad el arraigo de las “riñas de gallos” en el imaginario isleño en los últimos cuatro siglos. Una práctica que, afortunadamente, desde los años setenta estaba en franco receso a este lado del Atlántico (al contrario de lo que sucede en América Latina…

      Ahí es donde creo yo que está el debate, en si se puede o no conciliar espectáculo y barbarie. Te cuento que al respecto, yo soy partidario abiertamente de la negativa a semejante “casamiento”. Creo que ya está bueno de hallar disfrute en el sufrimiento ajeno, ya se trate de un gallo, un toro o cualquier otro ser viviente (como dato te comento que en islas como Gran Canaria o Tenerife, llegaron a existir las “peleas de bobos”, en las que las que personas con algún tipo de problema psicológico o físico reñían para divertimento del “respetable” que se congregaba llamada por semejante evento, haciendo apuestas y todo).

      No obstante, no fue hasta el final que, como decimos en el Hierro me “requintaste”. Tu Post Data no puede ser más incorrecta y xenófoba, a la par que ridícula. Pues, esos venezolanos asentados en la isla a los que criticas tan vehementemente, son en su inmensa mayoría hijos y nietos de herreños emigrados a ese país, y ahora retornados por un buen puñado de razones (que sin duda conoces). Y aunque no lo fueran, tampoco me parece que tal o cual acento sea un legítimo motivo de estrés u odio.

      La pena, me reitero, es que al final con lo que uno se queda de tu escrito es con el hecho de que, más que los gallos, lo que parece que verdaderamente te molesta es no saber convivir.

      Saludos!


    1. Bimbatxe dice:

      Gracias Ricardo y Gen Colorado por sus puntualizaciones, es decir, por lavarme la cara y llamarme poco riguroso, ja, ja, ja. Realmente el texto era una excusa para publicar la foto.

      A Herreño, gracias por tomarte la molestia de leer este post (veo que hasta el final). Sinceramente te sugiero una segunda lectura ya que no sé en qué te basas para hacer la interpretación que haces del último párrafo. Que a mí me parezca cargante el acento venezolano no significa nada más que eso. No quieras ver fantasmas donde no los hay. Que haya añadido lo de omnipresente no es una opinión, es un hecho. El número de personas que hablan en la isla con ese acento no es pequeño.

      Si quieres que hablemos de cierto pensamiento extendido entre los lugareños, que no comparto, sobre la “excesiva facilidad” con la que personas venidas de Venezuela acceden a ciertos puestos de trabajo en administraciones públicas, ese es otro debate.

      Yo he escrito lo que he escrito. Me desagrada el acento venezolano, igual que el “granaíno” cerrado o el chileno. Pero da la casualidad que el primero me toca escucharlo a todas horas.

      Quizás este final sobre pero, ¡qué coño!, igual que muchas veces cuando alguien es acusado de homófobo suele pronunciar la frase “tengo amigos gays” te diré que tengo (no pocos) amigos venezolanos.


    1. Arretranco dice:

      Hola Bimbatxe. Lo primero es expresar mi respeto a alguien que escribe de manera tan correcta. Ni una sola falta de ortografía. Cada coma en su sitio. A mí eso me merece de entrada un respeto. Lo segundo es valorar tu nivel intelectual ante el desarrollo consistente de tu artículo (lo que no quiere decir que esté de acuerdo con lo que dices, de hecho creo que no son comparables las peleas de gallos (en la que no hay arte por ningún lado) con las corridas de toros (en las que es obvio que pienso que hay una manifestación artística)). Y lo tercero es decirte que odiar un acento es xenofobia, aquí y en Pekín. O ser pueblerino, que es lo mismo. No hay acentos mejores que otros. El tuyo es fruto de la mezcla de personas que han ido llegando a El Hierro, no lo puso Dios ahí. Y te lo digo porque creo que, con tu demostrada inteligencia, será capaz de asimilarlo y mejorar como persona. Un saludo de un canarión que, según dicen, habla peor que el herreño (y seguramente que el venezolano).


    1. Bimbatxe dice:

      Hola Arretanco. No sé si tus “piropos” van en serio o en broma y de la misma forma te los agradezco. Lo que sí es en serio es que no te van a librar de mi enmienda a tu comentario.

      Ni en el artículo, ni en el comentario 6 escribo que “odie” el acento venezolano. Copio y pego exactamente las alusiones subjetivas al susodicho acento:

      - “Que a mí me parezca cargante el acento venezolano no significa nada más que eso”

      - “De lo que está uno harto aquí actualmente es del omnipresente cargante acento venezolano”

      - “Me desagrada el acento venezolano, igual que el “granaíno” cerrado o el chileno. Pero da la casualidad que el primero me toca escucharlo a todas horas”.

      No sé. Pido perdón si no me he sabido expresar con claridad pero, como creo que no lo sé hacer mejor, ratifico cada palabra y signo de puntuación que he escrito en esta entrada-debut.


    1. Alberto dice:

      Cita:

      “ De lo que está uno harto aquí actualmente es del omnipresente cargante acento venezolano. He dicho del acento, no vengan ahora los defensores de lo políticamente correcto a lincharme por xenofobo y racista…”

      Lamento profundamente que mi acento le suene cargante y lo escuche en todos lados. No debe ser fácil vivir en un lugar donde tantos habitantes utilizan un tono odioso en sus voces para comunicarse entre sí, mas aún tomando en cuenta que los acentos pueden “lavarse” pero jamás se quitan, ya que son las señas de identidad de cada persona y cuentan su historia particular. Por otro lado…

      ““Me desagrada el acento venezolano, igual que el “granaíno” cerrado o el chileno. Pero da la casualidad que el primero me toca escucharlo a todas horas”.”

      Por favor, no salga jamás de su isla. Mejor aún, quédese en su pueblo, en su casita en el campo. También le deseo q le vayan tan bien las cosas en su vida que jamás sienta Ud. la necesidad de emigrar para Alemania, Inglaterra o cualquier otro lugar del mundo, para que jamás escuche de la boca de un intolerante cantamañanas de pueblo decir que “le resulta chocante su acento herreño”, y que luego se jacte de haber pronunciado tal sentencia.

      Sr. Bimbache, no necesita Ud. pedir perdón ya que ha expresado con total claridad y precisión su pensamiento. Con respecto a no saber hacerlo mejor, la práctica hace al maestro, y si Ud. es autocrítico, con el tiempo podrá corregir sus errores, pero es condición sine qua non el permitirse estar equivocado y estar consciente de ello, no de boquilla sino de verdad. Es mucho mas dificil de lo que suena.

      Gracias.


    1. Bimbatxe dice:

      Gracias Alberto por tu comentario. Lo de “intolerante cantamañanas de pueblo” me lo apunto para igual hacerme una camiseta con la expresión.

      Las cosas que a uno le gustan o le dejan de gustar de manera natural no tienen porqué avergonzarle. Si me gustan las rubias y no me gustan las morenas, no tengo porqué perdir perdón al colectivo de féminas de cabello oscuro por mi ofensa.

      He dicho que no me gusta determinado acento, no que sea una puta mierda, que los que lo hablan parezcan analfabetos, o que cada vez que escucho la palabra “chévere” me den ganas de vomitar (perdón por la dramatización).

      No hay ningún problema en que a mí no me guste determinado acento. No debe haber ningún problema en que lo diga/escriba. El problema sería que yo prejuzgara a las personas por su acento y las discriminara por el mismo motivo.

      Pero allá cada uno con lo que interpreta al leer un texto. Y con respecto a corregir errores propios, me viene a la cabeza el refrán “Consejos vendo pero para mí no tengo”.


    1. Charlie dice:

      ¡Yeah! “Intolerante cantamañanas de pueblo”. Desde aquello de “Charlie cabrón insensible” no recordaba algo parecido.

      Bienvenido al lado oscuro de los incomprendidos. No sabe como le entiendo Sr. Bimbatxe (con “tx” Alberto). Ignoro si estará usted al tanto de una situación con cierta similitud por un post que escribí en 2006 (¡Caramba, tanto tiempo ha pasado! parafraseando al Dr. Emmett Brown) y que enlazo aquí

      Ánimo y recuerde: “Ladran Sancho, señal de que cabalgamos”.


    1. Olivio dice:

      #7
      un gallo con un ojo colgando o un novillo echando sangre por la boca, elija usted la manifestación artística (…obviamente)


    1. Alberto dice:

      Lo de errores propios viene de ésta cita:

      Bimbatxe:
      “No sé. Pido perdón si no me he sabido expresar con claridad pero, como creo que no lo sé hacer mejor”

      Alberto:
      “Sr. Bimbache, no necesita Ud. pedir perdón ya que ha expresado con total claridad y precisión su pensamiento. Con respecto a no saber hacerlo mejor, la práctica hace al maestro, y si Ud. es autocrítico, con el tiempo podrá corregir sus errores, pero es condición sine qua non el permitirse estar equivocado y estar consciente de ello, no de boquilla sino de verdad. Es mucho mas dificil de lo que suena.”

      No sé si sigue siendo confuso o complicado de leer.

      Ahora bien, no entiendo lo que quiso decir con el refrán. Si usted considera que lo dicho por mí sobra, pues no hay problema: Con reservarme mi opinión es suficiente, total soy un anónimo mas. Siga usted por su senda que yo seguiré con la mía.

      Gracias y buenas noches.


    1. Walter dice:

      Vaya con las peleas de gallos, ni sabía que todavía existían. Un porquería de espectáculo. De pequeño, hace siglos, me llevaron una vez. Me aburrí con los bichos, lo entretenido era ver al personal congestionado y babeante apostando como cabrones, aullando a los bichos y acordándose de la gallina que parió al perdedor.

      Ni razas, ni casteadores, ni tradiciones etnológicas, ni leches, entre las compraventas de bichos y las apuestas, allí el único interés era la pasta. Como en las peleas de perros.


    1. Arretranco dice:

      Creo que nadie duda de que en las peleas de gallos no hay arte. Para que exista arte en cualquier faceta de la vida es condición necesaria que se produzca la intervención humana.

      En una corrida de toros, yo siento que hay arte, pero entiendo y respeto la gente que piensa lo contrario, están en su derecho, el arte es algo muy subjetivo. Es cierto que se produce a costa del sufrimiento de un animal, pero en todo eso hay mucho de demagogia e incoherencia. El toro bravo es uno de los animales “controlados” por el ser humano con mejores condiciones de vida, si no el que más. ¿Cómo viven los pollos, los cerdos y las vacas que usted y yo nos comemos? Eso sí que me produce vergüenza. Cómo viven y cómo mueren. Por qué las asociaciones en defensa de los animales se enfrentan a las corridas de toros y no luchan por mejorar las condiciones de vida de las gallinas ponedoras que, hacinadas en jaula, son tratadas como máquinas de fabricación de huevos. Yo mientras no vea eso me parecerá, como mínimo, incoherente y falto de rigor intelectual, la lucha contra las corridas de toros.

      Dicho todo esto, también pienso que el día que deje de haber corridas de toros habrá un arte menos, pero quizás el ser humano sea un poco mejor, y quizás también deje de existir el toro bravo. No es fácil.


    1. Gen Colorado dice:

      Estimado Sr. Arretranco:
      Permítame sacarle de su ignorancia, pero si de algo nos ha servido entrar en la UE es unas mejoras fundamentales en el bienestar animal. Se lo digo porque ya las ponedoras (se prohiben las famosas jaulas hacinadas), cerdos (también ha cambiado la normativa) y bovino de cebo tienen normativas muy avanzadas que dignifican su estabulación (otra cosa sería discutir si necesitamos comer o no carne). De hecho, en Girona han tenido que cerrar casi el 50% de las granjas de porcino por no cumplir la normativa europea, y se espera que muchas granjas de gallinas cierren por el coste de adaptarse a la nueva normativa.
      Y se lo digo con conocimiento de causa, y sin entrar ahora en la discusión del denominado “Arte de Cuchares”, sobre todo porque siendo veterinario no me queda otra que contribuir a la mejora de las condiciones de aquellos que están sometidos a nuestra forma de alimentación.


    1. Arretranco dice:

      Señor Gen Colorado, en primer lugar me parece fuera de tono y arrogante por su parte que me diga usted que me va sacar de mi ignorancia. Si tiene usted información que aportar hágalo, no tiene necesidad de llamarme ignorante.

      En segundo lugar, aplaudo (si es así) que se esté legislando en el sentido de tratar de manera decente a los animales. Ya algo sabía.

      Y en tercer lugar, insisto, no he escuchado a los detractores de los toros preocuparse por las condiciones de hacinamiento de los animales que realmente viven en malas condiciones.


    1. Gen Colorado dice:

      Estimado Sr. Arretranco:
      Le pido disculpas si le he ofendido con dicha frase, no era mi intención sino que he utilizado una frase coloquial. Reitero mis disculpas si ha pensado que era arrogancia.
      En cuanto los detractores de los toros, tiene ud. razón en parte de que muchos lo son simplemente por considerarlo un espectáculo anacrónico y en el caso de muchos canarios por creerlo un espectáculo de la península, pero también le digo que hay muchos antitaurinos que defienden los derechos de todos los animales a llevar una vida digna y más de aquellos que nos sirven de alimento, una asociación interesante donde puede ud. encontrar posiciones razonadas es AVATMA, colectivo de veterinarios antitaurinos que también desplega acciones en pro de los derechos animales sin perder la racionalidad (por ejemplo el sangrante caso de los galgos cuando dejan de servir).
      Por último lo de la desaparición de la raza no creo que sea un argumento, porque si vemos las especies solo españolas que han desaparecido en la naturaleza nos llevaríamos las manos a la cabeza.
      Saludos y nuevamente le pido perdón si se ha sentido ofendido.


    1. nunca debí dejar el sauzal dice:

      Es realmente hilarante el discurso mil veces repetido de los pro-taurinos, o como los llamamos muchos por aquí la cuadrilla de payasos con traje y sin luces. Arte, dicen, cultura, dicen, ..menuda panda de impresentables, ellos y esa subcultura que intentan sostener en una sociedad totalmente despegada de estos negros vestigios del pasado. En primer lugar hablemos de por qué se sigue sosteniendo este esperpento: como no, ayudas públicas; no se sostendría sin sus ayudas.” El Estado español, desde los distintos escalones de la Administración destina anualmente unos 500 millones de euros al fomento y proyección de la industria taurina, según distintas estimaciones. La dificultad de sumar de modo fiable la cifra total se debe a que no hay escalón de la administración, Unión Europea, ministerios, autonomías, diputaciones y municipios que no dé ayudas al toro. Los ayuntamientos pagan directamente a empresarios y ganaderos por los festejos; las diputaciones mantienen las plazas y promocionan la lidia; y las comunidades sostienen las escuelas y pagan por derechos televisivos en los canales. Para muestra un botón: en dos años, la Comunidad de Madrid ha gastado ocho millones de euros sólo en ayudas directas a la promoción de la tauromaquia, sin contar las numerosas corridas que emite Telemadrid. Además, los ganaderos reciben importantes ayudas por res desde la Unión Europea, que diversos estudios económicos cuantifican como el 40% de los ingresos totales de estos empresarios. Y eso a pesar de que los toros de lidia debieran distinguirse de la cabaña ganadera y no obtener las ayudas europeas destinadas a la ganadería. Los ganaderos se benefician de las ayudas económicas de la Unión Europea al considerar que la cría de toros de lidia y su sacrificio en las corridas de toros se trata de una actividad ganadera de producción de carne y alimento. Pero el Convenio Europeo de protección de los animales en explotaciones ganaderas prohíbe los dolores, daños, miedos y sufrimientos, algo que no se cumple en el caso de los toros de lidia.”
      En segundo lugar está la mentira mil veces repetida de que sin las corridas de toros, el toro desaparece. Cuando los ganaderos siguen negando la posibilidad de dedicar su negocio a los recursos cárnicos, (apoyados por un poderoso ‘lobby’ formado por empresarios y políticos, entre ellos Pío García Escudero, presidente del Senado), a pesar de que Medio Ambiente avala la viabilidad de sostener esta raza explotándola únicamente como fuente de alimento.
      Y luego hablemos del interés real que hay por estos negros espectáculos que nos avergüenzan: “Todas las encuestas señalan el escasísimo interés que despiertan hoy en día las corridas de toros en España. La más completa, de la agencia Gallup en 2006, señalaba que más del 70% de los españoles no tiene “nada” de interés por la lidia. Y sólo el 20% manifestaba “algo” de interés.”
      Por lo tanto, podemos afirmar que este tipo de espectáculos sangrientos no sólo pierden interés en la sociedad, sino que cada vez es más el rechazo, y que sin el apoyo económico de las instituciones tenderá a desaparecer lentamente, como de hecho ha pasado con las peleas de gallos en Canarias. Teniendo en cuenta que la ley canaria de protección animal de 1991 no prohibía las peleas de gallos, sino su fomento por parte de las administraciones públicas, y lo que es cierto es que las peleas de gallos en este tiempo se han convertido en una actividad residual, ergo, eliminemos la promoción y fomento por parte de las instituciones de este execrable espectáculo taurino y veremos cómo desaparece también por sí mismo.

      Dicen que el arte es el uso de la habilidad y la imaginación que tiene el hombre para crear objetos, experiencias, melodías o entornos con el fin de lograr el placer estético en el observador. Si alguien, o muchos alguien, obtiene placer en un esperpéntico espectáculo en los que se torturan y finalmente matan animales por puro divertimento, debiéramos dedicar fondos en tratar su psicopatía en vez de fomentar a estos enfermos y la actividad que les proporciona placer


    1. Arretranco dice:

      Gracias por sus disculpas Sr Gen Colorado.


    1. Malacara dice:

      Después de leer algunos comentarios y la entrada, me doy cuenta que no se tiene ni la mas remota idea de la tradición de las riñas de gallos.

      Es una pena que se hable sin saber, pero si quieren aprender pásense por mi foro y podrán aprender algo de esta raza y su tradición, que sin los casteos no se podría mantener.

      http://elgallocombatienteespanol.esforos.com/

      Saludos


    1. FRANCISCO DULANTO dice:

      DESPUES DE LEER ESTE ARTICULO PUEDO APRECIAR BASTANTE IGNORANCIA CON RESPECTO A LO QUE ES UN GALLO FINO Y LA MAYORIA DE COMENTARIOS MUESTRAN LO MISMO.CANARIAS BRUTA …..YA APRECIO EL POR QUE Y NO SE DEBE A LAS RINAS DE GALLOS.


    1. GalleroJuan dice:

      Hola veo que hay un gran desconocimiento al mundo gallistico sobre las riñas de gallos, esta tradicion viene de muy antiguo y debido a nosotros somos los que mantenemos esta raza, de no ser asi EL GALLO COMBATIENTE ESPAÑOL se extinguirian porque 4 o 5 individuos no lo vean con buenos ojos, todo el que opine mal de las riñas es que no ha visto un gallo en su vida ya que el gallo pelea por instinto de defender su territorio ya sea de esta raza como Castellano,Araucano… todo gallo se enfrenta de una forma o de otra, Les dieron unas armas naturales llamadas “Espolones” y precisamente para arrascarse no es… cuanta ignorancia suelta y que poco informado te has puesto a escribir este post, hazme un favor si quieres llegar lejos en la carrera de periodismo investiga mas sobre la noticia que quieras transmitir.
      Un saludo desde Andalucia


    1. Don Consultor dice:

      Ah, el típico discurso de “gracias a las peleas existe esta raza”, muy similar al “gracias a las corridas de toros existe la raza de lidia”. Según ese razonamiento deberíamos crear un negocio alrededor de las peleas o masacres de todos los animales para evitar su extinción.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|