Síguenos en twitter




La I+D+I de Tirma

30/05/2012 05:06
Autor:

  • Currently 2.23/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 2.2/5(13 votos)

Confieso que no entiendo lo que pretende Tirma con este nuevo producto o nueva versión de producto que han sacado al mercado. Vaya por delante que soy devorador en excedencia (mientras deba estar a dieta) de sus ambrosías, especialmente de las de sabor avellana ¡Umm, ñam, ñam! pero, como lo cortés no quita lo valiente, me veo en la obligación moral (menuda cursilada) de escribir este post.

Cuando digo que no entiendo lo que pretenden con el nuevo producto me pregunto, por ejemplo, si había una demanda por parte del público de esta nueva variedad. Por supuesto no soy un experto en marketing y demás zarandajas de papafritas salidos de MBAs pero sí que me precio de aplicar con bastante acierto el sentido común, así que aplicando éste voy a plantear mi razonamiento.

Preguntémonos una cosa ¿Tiene esta ambrosía “sin” el mismo sabor que su versión “con”? Si es que sí, ¿no bastaba con sustituir una por la otra alabando las virtudes de la nueva fórmula?. Si es que no, es decir, que sabe peor, ¿qué presuntas ventajas compensan el renunciar al sabor original en favor de la nueva “receta”? ¿Una drástica reducción del número de calorías, como el de la Coca-Cola Cero o Light frente a la fórmula original? ¿Una moderada reducción? ¿50%, 40%, 30% menos calorías? ¿Acaso es apta para su consumo por personas diabéticas?

Despejemos la incógnita de la reducción de calorías y que cada uno considere si es drástica, moderada…

En esta primera fotografía que les muestro pueden ver el cuadro de información nutricional que está impreso en el fondo de la caja de las ambrosías “fórmula tradicional”. Pido disculpas por la calidad de la foto pero, si no me las voy a poder comer, no me voy a gastar los cuartos en comprar una caja para escanearla.

El dato es 532 Kcalorías por cada 100 gramos. Lo que nos da, redondeando, unas 114 kcalorías por pieza de 21,5 gramos.

Veamos ahora que nos dice la caja de la nueva ambrosía “sin”.

El dato es 516 Kcalorías por cada 100 gramos. Lo que nos da, redondeando también, unas 111 Kcalorías por pieza de 21,5 gramos.

Volviendo a las preguntas planteadas, si saben igual, insisto ¿por qué no sustituyen la tradicional por la nueva y santas pascuas? y, si no sabe igual ¿justifica la reducción de 3 “miserables” calorías la mengua en el disfrute del sabor? En mi caso tengo claro que no.

Podemos ver también, en el apartado dedicado a los hidratos de carbono, que contiene cinco gramos y medio de azúcar por cada cien de producto. No soy médico ni nutricionista, pero con este dato supongo que no es un alimento para formar parte de la dieta habitual de un diabético.

Conclusión: Para ese viaje no hacían falta tantas alforjas.

Lo que de verdad me ha mosqueado de esta cuestión es que me tomen por tonto. Utilizar a una joven haciendo algo parecido a ejercicios de aerobic como si de un spot All-Bran, Vitalínea 0% o Nackis Bicentury se tratara es, como mínimo, poco ético. Puestos a realizar publicidad de esta clase, les propongo que se olviden de las ambrosías y saquen al mercado un producto que no tengan en su catálogo (por ejemplo una galleta integral) y la promocionen diciendo que está elaborada sin amianto, sin usar cereales transgénicos y con huevos libres de isótopos radioactivos, sembrando así la duda sobre los productos de la competencia.

Desde esta humilde atalaya me permito sugerirles una presentación más acorde con las verdaderas “virtudes” del producto.

Finalmente les planteo una última duda. ¿Sustituirá Binter en su servicio de a bordo la clásica ambrosía por la nueva “sin”? Si es así, ¿a qué esperan sus directivos para dar una rueda de prensa, con lo que les gusta, y anunciarlo a los cuatro vientos? Se lo preguntaría en su perfil de Facebook pero temo que me declaren persona non grata.

A propósito, ¡Feliz día de San Fernando y Santa Juana de Arco!

Actualización/aclaración: Un lector que firma como Dr. Juan González, Responsable de Control de Calidad de Tirma, S.A. y cuya identidad no pongo en duda (pero no he comprobado), ha escrito un comentario del que, por su relación con el contenido del post, debo incluir un fragmento.

…Inicialmente se trata de poder satisfacer a un colectivo como el de los diabéticos (que en Canarias supone aproximadamente el 13% de la población) y, lógicamente, sin perjudicar a los actuales consumidores, ya que la sustitución de la sacarosa por otros edulcorantes supone un importante incremento de los costes de las materias primas. Su uso por parte de los diabéticos lo hemos sometido a la valoración de la asociación de diabéticos de Canarias dando lugar a la aprobación para su consumo responsable, a la promoción del producto entre sus asociados y a la degustación del mismo en sus diversas actividades lúdicas…

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [15]

    1. Sergio dice:

      La diferencia teórica es que pasa de un 64% de hidratos de carbono a un 57%.
      Otra cosa es que realmente importe según el tipo de hidratos de carbono que tenga. En este caso ya se ve que la disminución de calorías es mucho menor.

      PD: esos productos que mencionas YA tienen anuncios poco éticos e por sí. Al fín y al cabo, ninguno sirve para nada si APARTE de tomarlos no tienes una dieta equilibrada y/o haces ejercicio regularmente. O sea, que solo funcionan cuando no los necesitas realmente.
      Es como vender una bayeta que solo puede usarse en platos ya secos.


    1. GODO FEROZ dice:

      la crisis ha llegado a los dieteticos, por eso el actimel ya no me sabe igual


    1. Tirma, S.A. dice:

      Estimados señores:
      Atendiendo a vuestro artículo sobre las ambrosías sin azúcares añadidos que recientemente hemos lanzado al mercado quisiéramos hacer las siguientes aclaraciones.
      Inicialmente se trata de poder satisfacer a un colectivo como el de los diabéticos (que en Canarias supone aproximadamente el 13% de la población) y, lógicamente, sin perjudicar a los actuales consumidores, ya que la sustitución de la sacarosa por otros edulcorantes supone un importante incremento de los costes de las materias primas. Su uso por parte de los diabéticos lo hemos sometido a la valoración de la asociación de diabéticos de Canarias dando lugar a la aprobación para su consumo responsable, a la promoción del producto entre sus asociados y a la degustación del mismo en sus diversas actividades lúdicas.
      Además, en nuestro producto aportamos otras características como son la reducción del consumo de azúcares refinados y el aumento del consumo de fibra alimentaria (dextrina de trigo) lo que facilita el tránsito intestinal y actúa, de manera preventiva, en la higiene dental. Originalmente se pretendía aportar un producto tradicional fiel a su perfil de flavor a un colectivo que no puede disfrutar de los mismos con total libertad.
      Uno de nuestros mayores esfuerzos es obtener un adecuado perfil organoléptico en nuestros productos. De hecho el retraso de la salida de muchos productos sin azúcares añadidos de Tirma, ha sido la diferencia de flavor (aroma, textura y sabor) final. Hasta que no hemos encontrado los aromas naturales adecuados (en el caso de los caramelos) y la correcta combinación de edulcorantes (para ambrosías y caramelos), no los hemos lanzado al mercado. Buscamos el flavor de un producto tradicional y original.
      El término light se refiere a productos que buscan una reducción de calorías e implica la disminución de al menos el 30% de algún nutriente respecto de algún producto estándar en el mercado o de otro de la misma marca. No hemos desarrollado un producto para acompañar dietas de adelgazamiento porque para ello lo ideal es empezar por buscar rebajas en las calorías provenientes de la grasa (9 kcal/g) frente a la de hidratos de carbono (4 kcal/g) que cuentan menos. En nuestro caso además existen limitaciones tecnológicas que lo impiden. Las bebidas refrescantes a diferencia de nuestros productos casi son azúcar disuelto en agua, por lo que su sustitución evidentemente reduce prácticamente todas las calorías. No olvidemos que la mayor parte de los edulcorantes autorizados son polialcoholes que también aportan calorías (2,4 kcal/g) así como la fibra alimentaria (2 kcal/g) con lo que la sustitución tiene un efecto muy reducido en la bajada de calorías del producto final.
      Hablamos siempre de azúcar naturalmente presente, o lo que es lo mismo, que no lo aportamos nosotros sino que forma parte de las materias primas (ingredientes) que utilizamos en la elaboración. Por un lado hablamos de la lactosa que proviene de la leche (chocolate y relleno) y por otro del 1% de sacarosa (azúcar) que proviene de la propia leche, del cacao). De hecho para poder nombrar el producto final con el término legal “sin azúcares añadidos” no debemos superar ese porcentaje de sacarosa (azúcar).
      Sería larga la discusión sobre todos los temas que plantea (transgénicos, radioactividad) pero en cualquier caso debemos comentarle que las materias primas utilizadas en nuestros productos cumplen con la legislación vigente y con los estándares establecidos por Tirma, S.A. No pretenda un mal uso del término “sin” ya que aparece en nuestro producto por exigencias legales.
      Finalmente, el concepto creativo de incluir en el envase a un personaje conocido (canaria, modelo, reina del carnaval, joven, gimnasta) está asociado a hábitos saludables. La acción refleja un perfil deportivo y una actitud positiva “ante la vida”, creando un perfil de prescriptor del producto que no renuncia al sabor, y que además sirve como elemento diferenciador respecto a la ambrosías tradicionales, con azúcar.
      Quedamos a su disposición para ulteriores aclaraciones.
      Atentamente,
      Dr. Juan González
      Responsable de Control de Calidad
      Tirma, S.A.


    1. Charlie dice:

      #3 Ante todo, Sr. González, gracias por tomarse la molestia de escribir este comentario acerca del post publicado.

      Después de leerlo he de decir que me ratifico en “casi” todo lo escrito. La única rectificación que debo hacer (y haré con una actualización en texto del post) es sobre la conveniencia o no del consumo del producto para los enfermos de diabetes, aunque antes de pronunciarme dejé claro que no soy médico ni nutricionista, además de utilizar la palabra “creo” al aportar mi errónea deducción.

      En cuanto al resto, insisto, si la nueva sabe igual y es más “sana” lo lógico sería sustituir a la una por la otra. Vale, ya leí que los costes de las materias primas son más caros pero ¿Y el coste de la duplicidad (doble packaging, doble publicidad…) no es mayor? Y si sabe peor, menos entiendo aún.

      Si tan enfocado al colectivo diabético está el producto ¿Por qué no se hace ninguna referencia en el spot? y si su consumo está avalado por la Asociación de Diabéticos de Canarias ¿Cómo no incluyen su logotipo en la caja dando fe de sus bondades hacia este colectivo o en el propio spot?. Además, en los tres supermercados que he visto su producto, éste estaba ubicado junto a las otras variedades de ambrosía de su marca y no en las secciones especialmente dedicadas a los productos para diabéticos.

      Ignoraba que la señorita que da saltitos fuera reina del carnaval, pero vamos, que me da igual. Si ustades le han pagado más por su trabajo en condición de tal en vez de elegir a una modelo “anónima” es su problema. Eso sí, si creen que ese hecho es un activo, no estaría de más que añadieran un rótulo diciendo “Fulanita de tal, reina del carnaval de nosedonde dosmil loquesea”. Lo que sí sería un activo a su favor es que la señorita fuera diabética diagnosticada y así nos lo hicieran saber en el spot.

      En fin. No soy nadie para dar lecciones de nada pero, cuando he visto el spot en TV y luego he visto en el súper los cuadros de información nutricional de los dos productos, he pensado que se estaban riendo de mí y, por extensión, de todos los potenciales consumidores. Ese ha sido el motivo de escribir el post, tratando además de argumentar el porqué.

      De nuevo muchas gracias Sr. González por su comentario y procedo a actualizar el post con la aclaración sobre el consumo del producto por parte de los diabéticos.


    1. Keko dice:

      Hola Charlie,

      Soy diabético, desde hace mucho no podía probar “mis” ambrosías a causa de mi enfermedad. Crecí con ellas y ahora nuevamente las puedo volver a disfrutar. Es lo que tienen los recuerdos de la infancia ;)

      Simplemente… GRACIAS.


    1. Walter dice:

      Con estos avances tecnológico y de investigación, recupero el optimismo. No me cabe duda que Canarias se convertirá en un Silicon Valley de las golosinas y que pronto, antes de fin de año, seremos la república autónoma con mayor renta per capita de España y de Europa.

      Tiembla Merkel.


    1. Fran dice:

      Estimado Charlie; por lo que puedo leer, TIRMA SA no comenta que el producto esté avalado por esa asociación, sino que tan solo le han facilitado algunos productos de este tipo para degustación en actividades lúdicas. Por otro lado, y me dirijo ahora a TIRMA SA sólo corregirle que las asociaciones de personas con diabetes (No diabéticos) de Canarias estamos agrupadas en la FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE PERSONAS CON DIABETES DE CANARIAS. A lo mejor ustedes lo que quieren decir es que han ofrecido muestras del producto para degustación a alguna de las asociaciones insulares (le puedo confirmar que la de Tenerife no ha sido). No obstante, subrayamos que cualquier persona con diabetes, siempre que tenga una adecuada educación diabetológica, puede ingerir productos con y sin azúcar como el que ustedes fabrican (tan sólo es necesario que dichos productos incluyan una tabla nutricional para que cada persoba con diabetes sepa qué cantidad máxima puede ingerir y cuánto puede llegar a alterar sus niveles de azúcar en sangre). Desde luego que también partimos de la base que dichos productos, con y sin azúcar, deben ser ingeridos con mucha prudencia y de forma muy ocasional, no tanto por los carbohidratos, qué también, sino sobre todo por su porcentaje elevado de grasas. Saludos


    1. Jiribilla99 dice:

      Como bien dice Fran, cada persona afectada de una enfermedad sabe la cantidad que debe tomar o no de un determinado producto. Tampoco hay que olvidar que no solo las personas con diabetes deben excluir el azúcar de su dieta. También las y los afectados por cáncer, aunque los oncólogos no lo comenten a los pacientes, el azúcar es el combustible de las células de crecimiento rápido y las cancerígenas lo son, por lo que es un poco absurdo darse químio para matar las células cancerosas y al mismo tiempo, “darles de comer”. Dicho lo cual, agradezco a Tirma que hayan conseguido el sabor bastante logrado (aunque no nos engañemos, no es idéntico, pero menos da una piedra).

      Por otro lado, Charlie, tú como adulto puedes tomar edulcorantes, pero los menores de 12 años no pueden tomar fenilalanina, que es el edulcorante que más se usa en pastelería y bollería, ya que podría causarles fenilcetonuria. Y no olvidemos que, aunque los adultos seamos golosos y “caigamos en la tentación”, el producto va destinado a un público mayoritariamente infantil, así que no pueden dedicarse a vender las ambrosías “sin” y dejar de fabricar las tradicionales, costes de producción aparte.


    1. Sergio dice:

      “los menores de 12 años no pueden tomar fenilalaninaque es el edulcorante que más se usa en pastelería y bollería, ya que podría causarles fenilcetonuria”

      Joer, pues encuéntrenme alguno que no coma de eso que yo no lo he visto.


    1. Jiribilla99 dice:

      Eso, Sergio es responsabilidad de sus padres. Como he dicho, la fenilalanina es un edulcorante (sustitutivo del azúcar). La mayoría de niños comen bollería, refrescos y alimentos dulces (endulzados con azucar, que no edulcorados) de ahí la tasa de obesidad infantil existente en la poblacion canaria, pero salvo los niños que padecen diabetes, no conozco a muchos a los que sus padres pongan sacarina en la leche o le den refrescos light. ¿Tú sí?
      Hay gente que fuma y, a pesar de dar un pésimo ejemplo a sus hijos (siempre según mi punto de vista), no se les ocurriría darle a fumar un cigarro a su hijo de 6 años porque sabe que es nocivo para su salud. Si conoces tantos casos de niños que toman fenilalanina en lugar de azúcar, como te dije al principio, es responsabilidad de sus padres ya que en la etiqueta de la mayoría de productos que vienen con este edulcorante, te advierten de dos cosas claras: que no se debe administrar a menores de 12 años y que un consumo excesivo puede tener efectos laxantes.


    1. Jiribilla99 dice:

      Y por si me lié mucho y no ha quedado claro, cuando digo que “la fenilalanina es el edulcorante que más se usa en pastelería y bollería” me refiero a pastelería y bollería light o sin azúcar, que es a la que me refería cuando le decía a Charlie que él, como adulto, puede tomar edulcorantes (edulcorantes, no azúcar, que en el caso de Charlie supongo que podrá tomar ambos).
      Salud y a endulzarse el dia con lo que se pueda.


    1. Sergio dice:

      “no conozco a muchos a los que sus padres pongan sacarina en la leche o le den refrescos light”

      Si a eso me refiero, precisamente a esa edad es cuando más guarradas dulces comen y seguro que ninguno se preocupa de mirar la etiqueta cuando los compra.
      Es como lo del McDonalds, todo dios sabe que eso es basura pero ahí los tienes, a rebosar de familias con niños. Que si ya dejar que el niño vaya solo con los amigos es malo, que le lleven sus padres ya es el peor ejemplo posible.


    1. Jiribilla99 dice:

      Sergio, estoy contigo en lo del McDonalds, me pace tan malo como fumar delante de ellos y pretender que de mayores no sean fumadores, pero insisto en la diferenciación entre azúcar y edulcorantes.
      Es cierto que los niños comen demasiadas porquerías azucaradas que, además, son adictivas, pero no son productos light, es decir, no están endulzadas con edulcorante sino con azúcar, que es menos insano para los pequeños. Claro que cuando se meten dos bollos al dia deja de ser menos insano.
      Que tenemos que promover una alimentación mas sana entre los pequeños, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero se sale del tema que empezamos: la diferenciación entre los productos azucarados y los edulcorados.


    1. nastxp dice:

      Yo como profesional de la publicidad y como consumidor de publicidad creo que el enfoque del anuncio es erroneo, yo cuando lo vi pensé que habían transformado la ambrosía en un producto para dietas y deportistas y en realidad lo único que han hecho es ¿quitarle azucar? Yo personalmente optaría por potenciar el sabor, siempre asociamos a lo “sin” a que no tiene el mismo sabor que el con y muchas veces eso es lo que tenemos en consideración, creo que si hay empresas que gastan millones de euros en campañas y tienen a los mejores expertos en marketing y publicidad para potenciar sus productos “sin” y lo hacen argumentando que es el mismo sabor pero más “sana, ejemplo cocacola… creo que ese es el camino… Y a los señores de tirma, creo que a veces estaría bien que no fueran tan pomposos al emitir un “comunicado”, en la época de la “socialización” de internet, hay que comunicarse teniendo en cuenta con quien lo haces (aún no se lo que es perfil organiléptico)….

      un saludo y suerte con su SIN


    1. Ernesto dice:

      A mí me parece estupendo que Tirma haya decidido lanzar esta nueva línea de ambrosías, y todo un acierto de su política de comunicación el responder de manera tan detallada a un artículo en un blog.

      Por otro lado, cuando el briefing del anuncio parece estar mucho más currado que el anuncio en sí, creo que ha fallado algo en el proceso.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|