Síguenos en twitter




Profesorado con aroma

04/07/14 22:30
Autor:

  • Currently 5.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 5.0/5(6 votos)

Entre las múltiples medidas que necesita nuestro sistema educativo, esas reformas que van más allá de parchear lo que ha hecho el gobierno anterior de turno siguiendo unas directrices ideologías que nada tienen de educativas (cosa que se lleva haciendo en este país desde hace más de 20 años), entre una de esas medidas, repito, está la formación del profesorado. El profesorado, ese colectivo, que recibe las iras de todo el mundo como los demonios del Averno, necesita una buena formación inicial, de perfeccionamiento y de actualización. Creo que hasta ahí estaremos muchos de acuerdo.

La Consejería de Educación del gobierno canario (sí, Paulino culpa a Madrid pero la educación está transferida a estos terruños desde hace mucho tiempo) oferta de tanto en tanto cursos de formación para el profesorado de todo tipo y con la intención de cubrir todas las particularidades del sistema educativo. Hasta ahí bien. En la que creo la última convocatoria de estos cursos se hace la siguiente presentación:

La Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad pretende seguir impulsando el perfeccionamiento del profesorado que imparte la formación profesional, con la intención de contribuir desde la formación del profesorado, a la reducción del abandono escolar temprano, a la mejora de la empleabilidad y la consiguiente disminución de los índices de paro juvenil.

¡Ah, muy bonito, oiga! “(…) reducción del abandono escolar temprano, a la mejora de la empleabilidad y la consiguiente disminución de los índices de paro juvenil. ¿Y qué cursos se ofertan? Pues aquí el listado:

Aromaterapia, Acabado de prendas mediante la técnica del enfieltrado del nu-no (¿qué diantres significará todo eso?), Eficiencia energética en edificios (En Güímar se salen con esto), El jerez y sus vinos, _Cocina tradicional japonesa (nivel… ….) ¡ESPERA! ¿¡AROMATERAPIA!? ¿¡Cómo forma de reducir el abandono escolar o como mejora de la empleabilidad? ¿Y en qué consta la actividad? Los objetivos y contenidos que se pretenden impartir deja el detector de magufería en alerta roja:

¿“Aromaterapia científica”? ¿“Herramienta terapéutica eficaz y segura? ¿“Utilizarlos en función de cada patología”? ¿¡Qué clase de broma es esta!?
¿De verdad se va a permitir un curso de aromaterapia como formación del profesorado?

En serio: ¿cuándo perdimos el tino?

Related Posts with Thumbnails

Comentarios [19]


    1. A la atención del weblog “Canarias Bruta”.

      La formación que menciona este artículo va dirigida a un colectivo docente muy específico, y surge de las demandas y necesidades de estos docentes, por las exigencias de sus currículos profesionales. Se trata de docentes de las familias profesionales de imagen personal; enseñanzas artísticas superiores; textil, confección y piel; edificación y obra civil; servicios socioculturales y a la comunidad; hostelería y turismo; e informática y comunicaciones.

      Para recoger sus demandas se consultó a los docentes coordinadores de las familias profesionales aquí representadas. El programa de las actividades mencionadas responden a las competencias profesionales que los docentes tienen que desarrollar en su alumnado, téngase en cuenta que, por ejemplo, “Aromaterapia”, dirigida a la familia profesional de imagen personal, forma parte de los contenidos de los títulos de Técnico en Estética y Belleza y Técnico Superior en Estética Integral y Bienestar. En el BOE Nº 83 de jueves 7 de abril de 2011, se recoge el título de Técnico en Estética y Belleza y se fijan sus enseñanzas mínimas. En él se expone:

      <<Los avances de la cosmética, que generan continuamente nuevas formulaciones e ingredientes activos: tendencia a la utilización de cosméticos con ingredientes naturales como plantas (fitocosmética), derivados marinos o tierras (arcillas); individualización de los cosméticos en cabina mediante la incorporación de aceites esenciales (aromaterapia); unión entre la cosmética y la nutrición, que hace que se tienda a complementar los tratamientos estéticos con los llamados nutricosméticos; tendencia actual a fomentar bienestar a través de las neuromoléculas, de los aromas o de los perfumes>>

      En este sentido y como no puede ser de otra forma es fundamental que las acciones formativas respondan a las demandas reales del profesorado, con el único objetivo de mejorar la formación del alumnado y adaptarse a las necesidades del mercado actual de trabajo.

      Estas acciones son una pequeña muestra de las más de 1.130 actividades formativas que se llevan a cabo cada curso escolar (ver memoria del plan canario de formación del curso 2012-20131)

      Concretamente las actividades de su artículo representan una pequeña muestra de la oferta total que abarca siete grandes líneas de actuación recogidas en el plan canario de formación del profesorado (ver enlace [2]). Además de estas líneas de actuación, existen nueve programas formativos dirigidos a colectivos específicos o con temáticas relevantes, especificadas en dicho plan. Estas actuaciones se complementan con la formación en centros educativos.

      En aras a la correcta difusión de la información, creemos que es importante aclarar este tipo de comentarios descontextualizados y que esta respuesta se publique en su blog, para que las personas que lo lean hagan un juicio de valor apropiado.

      Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado
      Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad

      ________________________________________
      [1] http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/campus/doc/doc/memorias/2012-13/secciones/
      [2] http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/campus/doc/doc/programas/2013-15/secciones/


    1. contra la pseudociencia dice:

      El comentario (de quien sea) del Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado de la Consejería de Educación no hay por donde cogerlo.
      Con cursos como este la Consejería promueve la pseudociencia, y por lo tanto la estupidez y la ignorancia, y lo saben perfectamente (puede que lo hagan por eso).
      Es un disparate que en un IES público se hagan esas cosas. La aromaterapia es una pseudociencia sin pies ni cabeza (como todas), y tiene tanto de terapia como una visita a la Virgen de Lourdes: nada.
      Me da vergüenza que en mi país haya al frente del Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado de la Consejería de Educación gente tan desorientada, y que ello haga posible que les metan estos goles.
      Ya que (quien sea) habla de documentos oficiales, no estaría mal que se estudiara el siguiente:
      Primer documento de análisis de situación de las terapias naturales (Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad [MSPSI], 19 de diciembre de 2011).
      http://www.msssi.gob.es/novedades/docs/analisisSituacionTNatu.pdf
      Y ahora la pregunta clave: ¿cuánto dinero le cuesta a la Consejería (a nosotros) esta bobada intelectualmente impresentable?
      Salud.


    1. Lagarto dice:

      “Con cursos como este la Consejería promueve la pseudociencia, y por lo tanto la estupidez y la ignorancia, y lo saben perfectamente (puede que lo hagan por eso).”

      Y digo yo… ¿Dónde se ha dicho que la aromaterapia es una ciencia?

      Una búsqueda rápida por una página de hoteles con aromaterapia en canarias encuentra, entre otros, el Botánico, el Gloria Palace, el Santa Catalina, el Salinas, el Palacio de Isora, etc. etc. por citar sólo algunos de los más afamados. No creo yo que esos hoteles estén diseñados para fomentar la pseudociencia ni la estupidez ni la ignorancia. La aromaterapia se oferta como un servicio más de bienestar, o relajación, o como quieran llamarlo. E imagino que, por los precios que cobran, debe ser un servicio bastante demandado.

      Si nos ponemos así de exquisitos con el rigor científico de las materias que se imparten en la formación profesional, entonces habría que eliminar también la gastronomía, la peluquería, la decoración de interiores, el escaparatismo, la cata de quesos y tantas otras cosas que no son ciencias en el sentido estricto. ¿A que sí?

      Yo sólo veo en ese curso una actividad para formar en un servicio que tiene demanda, y encuentro de lo más lógico que se englobe en la oferta profesional educativa. Cosa distinta es que queramos que la formación profesional se oriente más hacia las especialidades industriales y menos hacia la hostelería y el turismo. Pero ese es otro debate (y, además, muy interesante).

      Saludos.


    1. contra la pseudociencia dice:

      Lagarto: usted no ha entendido nada… o lo ha entendido todo perfectamente y por eso tira balones fuera tratando de confundir.
      Si la aromaterapia pretendiera venderse simplemente “como un servicio más de bienestar, o relajación” como usted dice, le aseguro que no habría ningún problema, como no lo hay (¡estaría bueno!) con la maravillosa gastronomía, la peluquería o la decoración de interiores (siempre que no se utilice otra pseudociencia: el feng shui, que tanto le gusta a la esposa del Presidente del Gobierno de Canarias): al contrario.
      El problema es que SÍ pretende venderse como ciencia (léase el programa del curso, hombre, haga el favor).
      Es evidente que es más agradable oler a rosas que oler a mierda. Evidentemente. Pero de ahí a decir que eso de la aromaterapia es una terapia, hay un abismo: el que separa la ciencia de la charlatanería que parece promocionar la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.
      Recuerde que todas las terapias, para que lo sean, deben tener fundamento científico, demostrable, reproducible.
      ¿Lo va entendiendo ya o le hago un croquis?.
      Salud.



    1. Siguiendo con pseudoterapias, la homeopatía ha sido acogida como “acto médico” por los colegios competentes en la materia. Eso no ha validado a esa pseudomedicina como un tratamiento avalado científicamente. Simplemente ha hundido a los colegios médicos en el ridículo.


    1. Godo Jediondo dice:

      Señor de los comentarios #2 y #4

      Plas, plas, plas…


    1. Godo Jediondo dice:

      Si desde el Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado se plantea seriamente dar pábulo a las supercherías y a los vendedores de crecepelo, creo que no es el profesorado quien necesita perfeccionamiento, sino el Servicio de Perfeccionamiento del Profesorado.


    1. Lagarto dice:

      Señor contra la pseudociencia, le veo algo nervioso.

      Antes que nada, le agradezco su preocupación por el estado de mi entendera. Pierda cuidado, que la cuido bastante bien y goza de buena salud.

      Mire, si todo su problema se reduce a que la aromaterapia no es una ciencia, pues para Usted la perra gorda. Yo no tengo ni puñetera idea de si hay algún sustrato terapéutico en los olores, al contrario que Usted, que entiendo que lo tiene claro.

      Sin embargo, hay indicios de que tiene Usted dos problemas más preocupantes, a saber:

      Uno es el orden en el que expone sus argumentos. Primeramente merma mi capacidad de entender. Después me cuelga la intencionalidad de tergiversar vaya Usted a saber que cosas para confundir al resto del personal. Y, una vez que ha demostrado por esa vía que mi moral es sospechosa, no puede más que concluir que su argumento es el válido. No le haré un croquis, basta que busque por ahí Falacia ad Hominem y lo entenderá.

      Otro es su poco conocimiento acerca de cómo se planifican los cursos de formación del profesorado. Alguien por ahí arriba se lo ha contado. Le ha hablado de las peticiones que hacen los departamentos, de como las elevan a los coordinadores de las familias profesionales, etc. etc., amén de que la aromaterapia de marras está en el currículo de los ciclos formativos de imagen personal. Pero Usted deduce de todo ello que la Consejería de Educación PROMUEVE, toda ella, la ignorancia y la estupidez y bla bla bla…, y se avergüenza del personal, todo él, del servicio de perfeccionamiento de bla bla bla, y se escandaliza del dinero que cuesta esa bobada impresent….

      Y sí, don equis. Creo que ha sacado las cosas de madre. Se ha pasado en las generalizaciones. Estoy de acuerdo en que el carácter científico del curso es desafortunado. Creo que el sentido de esa acción no es otro que el de formar a los profesores en la aromaterapia que, además de ser obligatoria su impartición en los ciclos mencionados, responde a crear profesionales que tienen demanda. Y si es o no una terapia, pues no lo será menos que el que se administra como terapia irse al fútbol, o de copas, o de conciertos, o de putas. Pseudociencias todas ellas en las que la gente se gasta dinerales y que necesitan profesionales cualificados para ser atendidas con calidad.

      ¿Conoce el cuento de las ovejas negras escocesas?… Pues eso.

      Saludos.



    1. #3, estimado Lagarto, aprecio siempre sus intervenciones porque son mesuradas, da gusto leerlas y las fundamenta usted, valga la redundancia, con fundamento. Pero me sumo a lo que dice “contra la pseudociencia” en el comentario #4. El propio programa del curso habla de “aromaterapia científica”, imagino que porque la palabra “científico” siempre da una pátina de respetabilidad a lo que tenga delante.


    1. Walter dice:

      Es la fiebre por lo prodigioso, milagroso y el dinero que reporta. Asombra que sea un organismo oficial quien apoye semejantes estupideces, pero por algo será y quizá no por la demanda sino por el beneficio a terceros bien relacionados. Si no, no se explica.

      Por la tele uno se puede encontrar muestras de esta pasión por los charlatanes, curanderos, adivinadores, cazafantasmas y todo eso. Hay dinero por medio, es evidente. Pero formar al profesorado en eso ya es pecado mortal. Como bien se afirma antes, quienes necesitan urgentemente formación (o despido fulminante) son los responsables de esa barbaridad.

      La realidad de los que sufren esas cosas es distinta. Por ejemplo, un amigo que trabaja en la universidad recibe decenas de esas “ofertas” y hace poco una del uso de tablets en las aulas. Avanzadísimo. Pero el hombre se tuvo comprar el ordenador con el que trabaja en su despacho, los libros que usa para dar clase y hasta el mobiliario. Y en los laboratorios no hay tablets, por supuesto y el material está hecho polvo porque no hay dinero para mantenimiento. Le han sugerido que lo repare él mismo. Fantástico.

      En cualquier caso, vendedores de crecepelos y bobadas, los encontramos instalados en todas partes. Por ejemplo en ministerios, escuelas, institutos y universidades, los hay a docenas con fórmulas varias para mejorar “algo” que al ser aplicadas producen efectos tumorales malignos, parásitos por definición y auto-beneficiados, que como todo buen tumor canceroso acaban por cargarse a quien los alberga. Algunos de los síntomas de la enfermedad son la expansión desorbitada de la burocracia inútil, el incremento de reuniones absurdas, la expansión de sus tentáculos a donde no hacen falta para nada, incremento bestial de “actividades” perfectamente prescindibles y envolviéndolo todo una palabrería abundante, hueca, vana y disfrazada de “científica” con estadísticas de apaño y presentaciones pps. Lo malo es que a los mandamases les encanta esta gilipollez porque luce muy moderna, “europea” y avanzada. Ya se sabe, eso de los planes de “excelencia” y calidad que se quedan en el papel (o en disco duro, formato pdf). Que se están haciendo “muchas cosas” cuando en realidad no está haciendo nada útil sino justificando sueldos y presupuestos de algunos.

      Deberían, desde Bruselas de aquí no, por supuesto, montar alguna campaña de alfabetización y recuperación del sentido común a los capitostes del sistema educativo, autoridades académicas incluidas.


    1. contra la pseudociencia dice:

      Me hubiera gustado escribir la entrada anterior, la número 10. Estoy totalmente de acuerdo con su contenido.
      Al lagarto, ni le contesto, porque sigue sin enterarse de nada, y mira que lo he intentado.
      Bueno, le contesto sólo un poquito: ¡Vaya despiste, compañero de pantalla!. O sea, que ir al fútbol también es una terapia…¡Qué sabrá usted lo que es una terapia!
      Ahora ya sólo hace falta que diga que ir de copas le produce energía positiva…
      Salud.


    1. contra la pseudociencia dice:

      ¡Viva D. Alfonso González Jerez!
      ¡Esto se anima!
      http://www.laprovincia.es/opinion/2014/04/10/61-vendedores-crecepelos/601633.html


    1. Walter dice:

      Sin pretender polémicas inútiles, Achaman me libre, me ha llamado la atención este párrafo de #8:

      “Creo que el sentido de esa acción no es otro que el de formar a los profesores en la aromaterapia que, además de ser obligatoria su impartición en los ciclos mencionados, responde a crear profesionales que tienen demanda. Y si es o no una terapia, pues no lo será menos que el que se administra como terapia irse al fútbol, o de copas, o de conciertos, o de putas. Pseudociencias todas ellas en las que la gente se gasta dinerales y que necesitan profesionales cualificados para ser atendidas con calidad.”

      Siguiendo la misma lógica, tomándomelo eso a coña, el futuro pinta sombrío para lo que entiendo como una sociedad decente. Hay profesiones por ahí, con gran demanda y brillante futuro, hoy ilegales desgraciadamente pero eso se puede arreglar, como apalizador por encargo, furcias/os especializadas/os en determinadas técnicas sexuales, políticos de la huerta, sicarios a sueldo, narcotraficantes y otro montón más. Profesiones de riesgo, sí, pero como se lo monten bien no veas la pasta que sacan, que ni un cirujano de postín, oiga.

      Y para ejercer a satisfacción del cliente, se necesitan profesionales muy cualificados para ser atendido con calidad, discrección y eficacia. Nada de chapucillas caseras, las cosas bien hechas. Y para ello, nada mejor que unos cursos reglados, oficiales con psicopedagogos y todo, título y demás. Con cursos periódicos de perfeccionamiento y actualización, faltaría más. Todo un porvenir feliz.

      Imagínese la satisfacción profunda de ser timado por un trilero titulado o “terapiarse” con una furcia especialista. Ni te cuento el encargar una paliza para el cabronazo de tu jefe. Casi diría que el cliente alcanzaría el éxtasis o el nirvana. Y encima, de bonus, no le comen el tarro con majaderías.

      No se a que están esperando. Hay que ampliar la “oferta” que de esos trabajillos siempre hay y habrá mucha demanda.


    1. Pedro Juan dice:

      Estimados/as compañero/as.

      Por favor vayan al diccionario de la lengua de la Real Academia Española.

      Definición de aromaterapia:
      aromaterapia. (Del gr. ἄρωμα ‘aroma’ y -terapia).
      1. f. Med. Utilización médica de los aceites esenciales.

      Ver: http://lema.rae.es/drae/?val=aromaterapia


    1. Lagarto dice:

      Estimada Perplejita y estimado Walter:

      ¿Saben la paradoja del asunto?, que desde el principio estuve de acuerdo con el artículo original de Don Consultor. Varias veces he dicho lo mismo que Ustedes en mis dos intervenciones anteriores; que la aromaterapia NO es una ciencia. NO tiene cualidades curativas ni terapéuticas. ¿En que parte de mis comentarios entendieron lo contrario?

      De hecho, estoy de acuerdo en que la elección del temario del curso ha sido una cagada. Lo que sí me molestó fue la carga generalizada contra el sistema de perfeccionamiento del profesorado que se hace desde los primeros comentarios. Tanto es así que empecé mi primer escrito con una cita resaltada en negrita que resume lo que les estoy contando ahora. El programa de perfeccionamiento del profesorado en la FP funciona bastante bien y trabajan en él personas muy competentes. Conozco a muchos de cerca, he participado y participo como alumno y como ponente en muchos de esos cursos (desde mi especialidad, claro), y en su mayoría son de gran calidad. Pero si uno se lee algunas de las cosas que hay escritas por ahí arriba llegaría a la conclusión de que se deberían dinamitar las sedes de los CEP´s con todos sus trabajadores dentro. Y eso no es ni remotamente cierto. Ni tampoco justo.

      Don Walter, cambiando de tercio le diré que su análisis de mi párrafo es algo rebuscado. Y lo es porque cuando digo que Y si es o no una terapia, pues no lo será menos que el que se administra como terapia irse al fútbol, o de copas, o de conciertos, o de p…s (para que no salte el filtro automático de palabrotas) le estoy diciendo justamente que el valor terapéutico de la aromaterapia es como el del fútbol, o las copas, o las p…s; NINGUNO, amén del valor que uno quiera darle a la distracción, el entretenimiento o el descanso como TERAPIA. En el resto de su análisis, las alusiones al proxenetismo, la violencia o el fraude son suyas y no mías.

      En cualquier caso, les agradezco el tono de las intervenciones. No siempre se puede decir lo mismo.

      Como siempre, un saludo.


    1. contra la pseudociencia dice:

      Contesto a 14.
      DRAE:
      Aromaterapia: Utilización médica de los aceites esenciales.
      Homeopatía: Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.
      Magnetoterapia: Tratamiento (?) de enfermedades mediante el magnetismo.
      Acupuntura: Técnica terapéutica consistente en clavar agujas en puntos determinados del cuerpo humano.
      Reflexología: Estudio de la técnica de los masajes aplicados en determinados puntos de los pies o de las manos con el fin de estimular las capacidades curativas del organismo.
      El uso de las frases “utilización médica”, “sistema curativo”, “técnica terapéutica” y “estimular las capacidades curativas” es erróneo.
      ¿Se va haciendo una idea del despiste de los académicos en relación con lo que es pseudociencia y lo que no?
      Volviendo a la denominada aromaterapia: tal cosa NO se considera parte de la medicina.
      *Porque nada se cura oliendo unas margaritas (¿Huelen las margaritas? ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos?.
      *Porque la aromaterapia la puede practicar legalmente cualquiera sin necesidad de ser médico.
      *Porque se aprende en una tarde y sobra media (como pasa con la homeopatía).
      *Porque carece de fundamento científico (y la medicina de verdad, la única que hay, lo tiene).
      *Por muchas cosas cosas más, pero, sobre todo, porque la aromaterapia es una INMENSA CHORRADA (como la homeopatía), y no hace falta ser muy listo para darse cuenta de ello. Yo soy un buen ejemplo.
      Y por todo eso, y muchas, muchas cosas más, resulta ofensivo que desde la Consejería de Educación tengan la desfachatez de convocar ese curso. Aunque creo que están a tiempo de retirarlo, cosa que hablaría muy bien de su buen criterio, que sin duda lo tienen, y mucho, en otros asuntos.
      Y si a alguna mente pensante de la Consejería se le ocurrió , con muy buen criterio, que había que formar a los alumnos en algo que demanda una parte de la sociedad, el relax mediante los aromas, pues llámese por su nombre a las cosas, no se juegue a llamar terapia a eso.
      ¿Alguien se ha preguntado la gracia que le puede hacer a un enfermo de cáncer, tratado con quimioterapia, que se ponga al mismo nivel a la mierda esa de la aromaterapia que a la técnica que le está salvando la vida?


    1. Walter dice:

      Pues D. Lagarto, esas terapias alternativas y caseras, funcionan. Y para que surtan el más provechoso efecto deberían ser casi materia obligatoria en los estudios. Estoy seguro que cursos sobre coctelería, taperío, organización de tenderetes caseros (sin acabar a a piñas con los cuñados), kamasutra o técnicas sexuales varias, tendrían una demanda espectacular. Arrasarían. Hay que hacer las cosas bien. Eso son cosas prácticas y muy útiles. Otra es colar camelos y paridas sobre olorcitos, pinchado con agujas o comer basura milagrosa, previo paso por caja, of course.

      PS. Quede constancia expresa que no descalifico todos los cursos que se imparten, sólo aquellos en manos de profesionales de la verborrea, tomadura de pelo y del timo.


    1. Godo Jediondo dice:

      Pues han pasado varios meses desde esta entrada y la que despellejaba la intervención de un vendedor de agua ante el Parlamento de Canarias y las cosas siguen igual (o peor).

      Supongo que a través de Diario de Avisos habrán estado informados de la polvareda que se levantó en el modélico CEIP Aguamansa a cuenta de una maestra que en ocasiones veía muertos…

      He echado de menos un análisis o al menos una mención… :( Supongo que nos vamos haciendo mayores y tenemos obligaciones laborales y familiares. Espero que los brutos no nos ganen.


    1. Don Consultor dice:

      Estimado Godo Jediondo, como bien afirma hemos leído en Canarias Bruta las informaciones en la prensa sobre el tema, pero está la cosa tan mal contada (cosa habitual por parte del periódico que cita) y nos faltan tantos datos como para tener una opinión clara sobre el tema y poder escribir un artículo. Y eso que no somos un periódico.
      Eso sí, quienes dicen ser padres de alumnos de ese colegio escriben en ese medio comentarios con un lenguaje y una nula ortografía que da miedo.




Escribe tu comentario


Con criterio totalmente subjetivo, los comentarios inapropiados serán borrados, incluyendo los que estén fuera del tema del artículo, los que incluyan datos personales, y los mensajes escritos TODO en mayúsculas o con lenguaje SMS (esto no es un móvil, es un weblog). Si quieres comentar algo que no tenga que ver con este artículo, o aportar un nuevo tema, por favor, usa el foro de Canarias Bruta. Este weblog utiliza código textile para agregar enlaces, negritas, cursivas, etc... Si quieres saber cómo usarlo haz click aquí. ¡Gracias por participar!

Nombre
e-mail (no se mostrará)
Tu web (opcional)
Comentario
 
Haz click en PREVISUALIZAR, revisa tu comentario y luego haz click en ENVIAR para publicarlo.


|