Síguenos en twitter




El día de la mala radio

13/02/2014 19:00
Autor:

  • Currently 4.33/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 4.3/5(6 votos)

Emisora: U.D. Radio (sí, la Unión Depresiva tiene una emisora de radio).

Programa: La Cafetera (nombre original, nunca utilizado para un programa matinal).

Presentadores: Daniel Calero y Roberto Kamphoff (el primero está ausente y le suple un tal Charlie, nada que ver con quien ustedes piensan, del que desconozco de donde ha salido).

Desarrollo del programa: En los 20 ó 25 minutos que he escuchado sufrido, el programa consiste en bloques interminables de publicidad en bucle y en medio salen estos dos energúmenos anunciando con gritos histéricos un par de números de teléfono (imposibles de memorizar dada la velocidad a la que son anunciados) a los cuales los oyentes deben llamar para entrar en un sorteo de una televisión de 32 pulgadas (bueno, no está mal) y llevarse gratis un masaje (en un lugar que pronuncian tan malamente que es indescifrable) y una sartén. Hablan, bueno berrean, durante cinco minutos y vuelta a la publicidad. Uno de ellos afirma que odia a la gente que dice “el sartén”.

Resultado: Nadie llama en todo el rato que sintonizo y Roberto Kamphoff se mosquea en antena (no tengo claro si en serio o de coña). Anuncian que en el programa posterior, presentado por Sonsoles Artigas (aquí unas tetas), seguirán sorteando lo mismo.

El programa es de 9:00 a 11:00h todos los días.

No se lo pierdan para conmemorar el Día Mundial de la Radio.

Radio de calidad sin duda. Calidad de vida si no lo escuchan.


Publicidad radiofónica

03/05/2011 20:20
Autor:

  • Currently 4.67/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración: 4.7/5(12 votos)

Un proceloso submundo, en el que quizás los redactores de Canarias Bruta no nos hemos adentrado lo suficiente, es el de las radios locales archipielágicas. Esa carencia probablemente se deba a que la escucha de algunas emisoras produce, sin duda, efectos irreversibles para la salud del oyente (y yo diría que para cualquier persona que se encuentra a menos de 50 metros del aparato de radio que sintonice una frecuencia local), o bien porque, como buenos endófobos que somos, rechazamos sin más las radios canarias.

Para cubrir este imperdonable olvido hemos desempolvado y puesto en funcionamiento nuestra grabadora hertziana. Nuestros técnicos del laboratorio ‘canariobutense’ (uno se desvaneció por no cumplir las normas de seguridad básicas), y bajo sueldo de la metrópolis, han seleccionado bellas piezas publicitarias de una emisora teldense, que se emiten en su programa “líder de audiencia en la isla de Gran Canaria en su franja horaria“ (¡ojito, qué estamos hablando de palabras mayores!).

Así en un bloque de anuncios cualquiera, en la enlazada emisora, se cubren todas nuestras necesidades.

Comenzamos con el mensaje de una cadena de supermercados, “de aquí“, de toda la vida:

Las papas de Santurce y los quesos de Baracaldo son muy apreciados en las islas


En toda radio que se precie, debe existir la publicidad de una conocida cadena de talleres de neumáticos, anunciada por dos grandes cómicos canarios:

¡¡Atención!! Una sola escucha de este spot puede producir epilepsia como mínimo, quedan advertidos


Seguimos con información política de alcance:

“Aquel que tiene una parcelita, que se la ha dejado su familia, se la vamos a recalificar” ¡Con un par!


Para olvidar los malos rollos, dejémonos aconsejar por un prestigioso gurú gastronómico:

Celebración de primeras comuniones… en aceite


Después de comer, cuidemos nuestra salud con una acreditada terapia, con miles de estudios que la avalan, y utilizada en todo el mundo:

¿No habíamos quedado que los campos magnéticos, de las antenas de telefonía por ejemplo, son malos malísimos?


Y para acabar, la promo del programa del mismo señor de la freiduría:

Sin duda un hombre de nuestro tiempo


¿Cómo se les queda el cuerpo? No se me podrán quejar ¡¡Publicidad isleña de calidad!!


¡Dedicado a Enrique!

Categoría: .